Crio-Energía (CE) y Termo-Energía (TE). Cavitación Circular e Implosión Concéntrica(CC-IC). Electricidad

TESIC 9aTransmisión de Energía Eléctrica Sin Infraestructura Convencional (TESIC)

Imaginar que en el inconmensurable Universo y en la sui generis-creativa Naturaleza, absolutamente todo lo conocido y desconocido: lo visible y no-visible; lo material e inmaterial; lo racional e irracional es Energía en sus variables conceptos, destinos y manifestaciones: Crio-Energía (CE fría y obscura); Termo-Energía (TE luz y calor); Meso-Energía (ME equilibrio-control), que al ser transformadas, aprovechadas y recicladas según su aplicación en trabajos, actividades y funciones propias y/o combinadas como Electricidad, Calor, Combustión se infiere que cualquier forma de vida, substancia, elemento y compuesto orgánico e inorgánico es energía pura y original

Desde tiempos inmemorables el Hombre se asombra, maravilla e impresiona ante la diversidad energética; donde Él mismo al ser también energía cósmica-terrestre, su curiosidad, temor e indagaciones por conocer la esencia de cómo surgió el Universo y funciona para generar, convertir, transmitir, distribuir, aplicar y reciclar la Energía, lo transportará a estratos superiores del conocimiento. Al encontrar la manera de las recíprocas acciones y reacciones físicas-naturales, le permitirían trascender allende las fronteras terrestres para proyectarse en el inmenso espacio.

TESIC 4aa

Así, a partir del siglo XIX comenzaron una serie de investigaciones y experimentos para dilucidar y precisar los principios fundamentales de la Energía, en espacial lo concerniente a la electricidad. Entre los físicos e ingenieros que efectuaron diversos descubrimientos de fenómenos energéticos sobresalen: Charles de Coulomb que en su honor la Carga Eléctrica se mide en coulomb. Alessandri Volta quien investigó sobre la Diferencia de Potencial lo cual se evalúa en volts. Michael Faraday demostró con el uso del electroscopio la presencia de Carga Eléctrica-Capacitancia que se mide en faradays. André M. Ampere a quien se atribuye el Flujo de Carga o Intensidad de Corriente y se mide en amperios. James Prescott Joule el concepto de Cantidad de Energía desprendida de un circuito eléctrico se evalúa en joules, lo cual facilita la conversión de unidades mecánicas a unidades eléctricas.

George Simon Ohm quien descubrió la Resistencia al Flujo de la Corriente Eléctrica lo cual se mide en ohmios. James Watts lo concerniente a la Potencia de un Circuito Eléctrico y/o equipo Turbogenerador se evalúa en watts. Werner von Siemens autor de la Conductancia Eléctrica se mide en siemens. Joseph Henry quien analizó lo relacionado con la Inductancia y se cuantifica en henrios. Wilhelm E. Weber estudió lo relativo al Flujo Magnético o Flujo de Inducción Magnética y se cuantifica en webers. Nikola Tesla investigó diversos fenómenos eléctricos, en particular la Inducción Magnética (Densidad de Flujo Magnético) se mide en tesla…

Implica, la inquietud de conocer y comprender mejor los fenómenos, transformaciones y evoluciones cósmicas y naturales, en especial lo relacionado al trabajo mecánico y a la energía eléctrica con sus efectos e incidencias de poder magnético iónico, polarización, atómico, condensación, acumulación, conducción, dispersión…, aunado a que ninguna partícula se pierde, sino sólo se recicla-perfecciona -desde que el Universo germinó y se expandió, la cantidad de energía espacial y terrestre es exactamente la misma, no se pierde ni se agrega un solo fotón- dio un avance trascendente durante siglo XIX sustentado en los experimentos, investigaciones y descubrimientos de varios físicos, científicos e inventores, conforme a la premisa de aprovechar intensivamente la energía eléctrica.

Es indudable que la valiosa aportación de connotados investigadores propició un destacado y decidido impulso al desarrollo técnico-científico; a grado tal, que en su honor se intitularon las unidades eléctricas del prevaleciente Sistema Internacional; en particular en el ámbito de las ingenierías electromecánica, comunicaciones y electrónica. De modo que todo equipo, instalación o emplazamiento mecánico, eléctrico, industrial, comercial, el cual use-transforme la energía en su modalidad de electricidad se denominan conforme a amperios, volts, watts, hertzios…

Al considerar que en el Universo y la Naturaleza todo tiene un origen común y, en consecuencia una misma relación, equidad, similitud y proporción se deduce que la correlación y coordinación de las energías supremas CE (fría y obscura) con una cobertura cósmica de 70% y TE (calor y luz) con el 30% complementario, definen la esencia de la transmisión-distribución energética en cualquier zona, región y sitio espacial o terrestre. Entonces, el objetivo central es definir la forma de conducir en la Tierra la electricidad -conversión y expresión de la energía más limpia y utilizada- en forma similar a como acontece la transmisión y distribución de Energía en el Universo.

Asimismo, si la figura geométrica rectora del firmamento es la esfera es posible deducir que cualquier objeto y cuerpo astronómico, así como el ser humano, los organismos orgánicos e inorgánicos, lo material e inmaterial, sin importar las dimensiones, la conformación y el contenido energético, están integradas por infinidad de minúsculas esferas-glóbulos visibles e invisibles, generadas por las variaciones de presión y temperatura -sean internas o externas- que actúan sobre toda materia universal y terrestre. Es decir, los núcleos, átomos, electrones, protones, neutrones y sub-partículas atómicas con sus respectivas características, condiciones y campos energéticos-magnéticos se mueven, desplazan, transforman y perfeccionan conforme a los principios de la Cavitación Circular-Implosión Concéntrica (CC-IC).

Esta aseveración no es ninguna contradicción, suposición o quimera. El recorrido de objetos y cuerpos celestes, de núcleos-átomos y cualquier partícula o fotón energético (frio o candente) es motivado por las oscilaciones de presión y temperatura que se ejercen sobre su contorno o en las inmediaciones de sus áreas de influencia. Como consecuencias de estas variaciones, las alteraciones de temperatura y sub-presiones generadas se producen vórtices y un sinnúmero de minúsculas esferas, las cuales al ser succionadas por los giros circulares-espirales de remolinos-bobinas naturales se originan implosiones concéntricas, liberándose ingentes, continuas e interminables cantidades de energía, fenómeno físico traducido en movimientos y desplazamientos de cuerpos celestes y átomos

De ser así, es factible afirmar que los movimientos circulares y espirales presentes en el Universo y en la Naturaleza, en esencia se deben a la CC-IC, donde la energía confinada en las esferas derivadas de la cavitación, sea CE o TE, es liberada por la implosión-aplastamiento de estas pequeñas esferas -pero con poderosa energía interna- al restablecerse la presión y/o temperatura instantáneamente en el entorno. Dicho ciclo energético es infinito, imperceptible y constante. Sus efectos perpetuos son los movimientos de rotación, traslación, precesión y vertical de los astros brillantes, opacos y de los átomos de elementos, substancias y compuestos materiales.

CE 1a English

Por consiguiente, la estrecha, inseparable y eterna interrelación entre la energía de movimiento originada por la CC-IC con las energías rectoras universales -CE y TE- en sus diferentes expresiones, transformaciones, presencias y distribuciones, es un invaluable, fundamental e imprescindible binomio físico-energético para la consecución de una renovada y moderna era en la transmisión y distribución de energía eléctrica en la Tierra.

Para alcanzar esta nueva forma de conducir la electricidad generada en las actuales y futuras centrales nucleoeléctricas, termoeléctricas, hidroeléctricas (tradicionales y no-convencionales como los Frentes Frias Hidro-Cinéticos), de centrales alternas como mareomotriz, eólica, solar, volcánica, a las grandes ciudades, centros industriales, agrícolas, comerciales y a cualquier población del planeta, se requiere aprovechar y aplicar la relación CC-IC con las energías supremas, a fin de substituir los sistemas actuales de transmisión y transformación de electricidad.

Significa en el Universo y la Naturaleza no-existen estructuras, torres, aisladores y cables ni subestaciones eléctricas para incrementar o disminuir la tensión de transmisión (volts). Tampoco disturbios o suspensiones en la conducción e intercambios energéticos ni flujos alternos o continuos. Desde que el Firmamento surgió de las entrañas cósmicas, de donde emanaban nebulosas de CE y conforme aumentaban las variaciones de temperatura y presión se materializan en TE y en infinidad de galaxias, constelaciones y sistemas solares-planetarios, la Energía vital que originaba y conformaba el inconmensurable Universo no necesitó de instalaciones energética (torres, cables conductores, aisladores…). Todo se integró e interconecto mediante flujos energéticos de luz visible e invisible, coordinados y en perfecto equilibrio.

El reto para Transmitir Energía Eléctrica Sin Infraestructura Convencional (TESIC), aprovechando las cualidades físicas-energéticas de los elementos más abundantes de la Naturaleza: Aire y Agua, son fundamentales para hacer asequible los flujos eléctricos a alta tensión, sin emplear equipos, aditamentos e instalaciones de conexión. Si se considera que la superficie terrestre tiene carga negativa (la Tierra actúa como un gigantesco condensador) y las nubes de tormenta donde se producen los vórtices-bobinas sobrecargados de esferas con energía, las cuales por la implosión se desprenden destellos, relámpagos y truenos, permiten mantener un correcto equilibrio energético entre la faz terrestre y la atmósfera, a fin de lograr una intensiva y bien controlada conducción de electricidad. De tal forma que la viabilidad plena de la TESIC, lo cual tendería a eliminar los materiales y equipos asociados a la conducción de electricidad se sustentaría en los conceptos, criterios y normas que rigen en el Universo:

1.   Al visualizar y ponderar que la coordinación de las energías supremas: CE (fría-obscura) y TE (brillante-candente) por sus características energéticas extremas pero bien organizadas y sincronizadas, son la esencia de las modificaciones y variaciones de presión y temperatura en cualquier astro-objeto espacial y en los átomos de elemento, substancia y compuesto físico-químico, se deduce que los flujos eléctricos (electrones, protones, neutrones, sub-partículas) con sus respectivos campos magnéticos, son infinitos e interminables.

2.   Al establecerse todo planteamiento de la TESIC en los axiomas energéticos de la CE-TE y, al razonar que en el Firmamento no existen sistemas o redes materiales para transportar la energía, sino la conducción de los fotones-partículas de energía, sean brillantes u obscuros se efectúa a través del medio súper-frio simbolizado por el vacío espacial -cuando ingresan a planetas con atmósfera su concentrado contenido energético se dispersa para su absorción y conversión según la conformación de cada planeta-, los resultados por alcanzar estarán en función de la forma en que se canalicen los flujos de electricidad a las estaciones espaciales receptoras. Significa de las fuentes de producción a las estaciones aéreas de concentración y retransmisión.

3.   Es importante destacar que a temperaturas bajas el flujo de electricidad se efectúa en óptimas condiciones. Esta situación sucede en el vasto vacío cósmico (tal vez con temperaturas inferiores al cero absoluto -270° C) y en la Tropósfera terrestre (entre los 9 km y 16 km de altitud, con oscilaciones de temperatura de -50° C a -80° C; capa atmosférica donde se condensa el vapor de agua y se forman la mayoría de las nubes. Como referencia, todos los conductores metálicos se tornan súper-transmisores a muy bajas temperatura y no existen pérdidas por calor o resistencia al flujo de ondas electromagnéticas. Entonces el objetivo es que el fluido eléctrico conducido en corriente directa procedente de las plantas generadoras se transmita a satélites ubicados entre la Tropósfera y la Estratósfera, zona de la Órbita Baja Terrestre (LEO), de 50 km a 2000 km.

4.   De ser factible la instalación de los satélites concentradores y distribuidores de electricidad (sub-estaciones aéreas), su interconexión sería parecido al enlace inalámbrico electrónico y de comunicaciones (señales-ondas de teléfonos, televisión, internet, radio, transferencias financieras-monetarias…) mediante impulso y/o microondas electromagnéticas. Sólo que el desafío sería conducir en ductos virtuales eléctricos correctamente definidos y dirigidos a las estaciones espaciales de concentración-redistribución de electricidad en alto voltaje, en lugar de la mínima tensión requerida para el funcionamiento de los sistemas electrónicos de comunicación; o bien a un voltaje adecuado, el cual no ocasione alteraciones y/o incremente la ionización atmosférica. Esto sería posible debido a que con los procesos actuales de transmisión -sean en corriente continua o corriente alterna- es necesario elevar la tensión, a fin de que fluya la electricidad desde las plantas generadoras hasta los centros de consumo.

TESIC 2a

5.   Asimismo es oportuno precisar, que los vórtices originados por las oscilaciones de temperatura y presión en los cúmulos nubosos, especialmente en la Troposfera, tienen la forma, semejanza y actúan como las bobinas de motores, generadores, alternadores eléctricos, lo cual genera sus propios campos magnéticos. Es decir, la cavitación en espiral adquiere un gran poder energético; pues al girar, concentrarse y coordinarse con vórtices-bobinas naturales en bancos nubosos se producen infinidad de esferas de vapor de agua, fenómeno que ocasiona las tormentas eléctricas con sus subsecuentes centellas, rayos y truenos. Este proceso natural resulta primordial para su imitación, reproducción y operación en las estaciones aéreas por situarse entre la Troposfera y la Estratosfera.

6.   Como una alternativa de ubicación de los satélites de concentración-distribución de electricidad -si es que la altitud orbital de las compactas subestaciones se considera una restricción-, estarían ya sea en la Mesosfera (entre los 50 km y 80 km), zona atmosférica con bajas temperaturas o en la Ionósfera-Termósfera (capa aérea entre los 80 km y 600 km) ante su alta capacidad de conducción eléctrica. Sólo que en esta área atmosférica la temperatura aumenta rápidamente (por ejemplo a 400 km de altitud se tienen temperaturas alrededor de 1200° C)… Las características científicas-técnicas de las estaciones eléctricas, quedarían en función de los avances y desarrollos tecnológicos para sustentar y volver una realidad la conducción sin cables en alta tensión.

7.   Sin duda, la correcta interrelación de cualidades físico-químicas y conjunción de funciones de las energías supremas CE y TE en la corteza y en la atmósfera terrestre, facilita ampliamente la eventual y futurista TESIC. Así, al quedar bien delimitadas las capas atmosféricas, aunado a la vasta presencia de vapor de agua en la Troposfera y en menor volumen en la Estratosfera y Mesosfera, zonas aéreas donde se condensa el valioso y estratégico vapor de agua, se producen los poderosos vórtices-bobinas naturales y el agua se precipita a tierra como lluvia, nieve o granizo, asegurarán que el concepto, planeación, diseño y desarrollo de instalaciones de conducción de electricidad sin-cables, se logre conforme a los avances de estaciones-satélites en órbitas LEO.

Desde luego el sui generis contexto de la TESIC simbolizará una trascendente innovación de ingeniería para estatuir un desarrollo integral y económico para transportar electricidad… Así como en el siglo XIX comenzaron y se diversificaron los estudios e investigaciones de la Energía, en particular de la electricidad -principalmente en diversos países de Europa- lo cual se tradujo en un aprovechamiento generalizado de esta asequible, rentable y limpia fuente energética, es conveniente y oportuno tratar de escalar a estratos superiores del conocimiento en la conducción de electricidad; proceso industrial alterno, que no requiere de instalaciones y equipos voluminosos .

Reorientar, reordenar y en su caso reemplazar los conceptos vigentes de transmisión eléctrica y, simultáneamente, proyectar aún más adelante los complejos fabriles mundiales para diseñar y elaborar con procesos de alta tecnología las nuevas estaciones eléctricas ubicadas en las inmediaciones de las múltiples centrales de generación terrestres, las cuales se interconectarán mediante rayos, ondas y/o microondas eléctricas-magnéticas continuas, imperceptibles e invisibles de alto poder energético y frecuencia a los satélites receptores-retransmisores, situados en órbitas geoestratégicas alrededor de la Tierra para suministrar de suficiente, seguro y confiable fluido eléctrico a centros urbanos, industriales, comerciales, agropecuarios, situados en cualquier región y localidad del planeta.

Así, al prescindirse de conductores metálicos, altas estructuras-torres de acero, postes de concreto, aisladores, implementos eléctricos, derechos de vía, indemnizaciones-afectaciones de todo tipo…, los diversos consorcios de la Industria Eléctrica iniciarán una renovada y moderna era de progreso energético, basado en la versátil innovación del transporte de electricidad y sobre todo, en armonía con lo universal y lo natural. Tan encomiable visión y anhelo, conducirá al Hombre a niveles superiores del conocimiento para traspasar las fronteras terrestres.

La consecución energética, técnica y económica de la TESIC exige otra visión y mentalidad para avanzar de lo establecido a lo vanguardista, propósito que involucrará criterios, normas, procedimientos y lineamientos muy distintos a lo prevaleciente en la Industria Eléctrica… Cuando empezó hace más de un siglo el uso de la electricidad en el ámbito mundial, con ambiciosos programas de construcción de plantas de generación, apoyado en centrales hidroeléctricas sobre múltiples ríos y plantas termoeléctricas que consumen hidrocarburos, carbón mineral, uranio, gas natural y después centrales no-convencionales (eólica, solar, mareomotriz, geotermia) para satisfacer la creciente demanda de electricidad, se requirieron sistemas de transformación y transmisión más distantes y costosos.

El constante y diversificado desarrollo poblacional, industrial, comercial, agropecuario a partir del siglo XX, exigió más y mejor energía, en especial combustibles fósiles y electricidad. Esta situación ocasionó que las redes de transmisión y distribución se desarrollaran por doquier. La mayoría con base al concepto de la corriente alterna en alta tensión (voltajes entre 115 kilo-volts y 750 kilo-volts). Con la intención de continuar con el dinámico progreso mundial, es primordial reflexionar en la factibilidad de la vanguardista TESIC, lo cual se sustenta en:

TESIC 1a

a)   Su concepción y planificación queda plenamente apoyada en la CE y TE, así como en la CC-IC que permitirá aprovechar la alta ionización y conductividad de los elementos más abundantes de la Naturaleza: Aire y Agua. Tan valiosa característica energética hará que los haces y/o ondas concentradas luminosas emanadas de las estaciones eléctricas terrestres tengan una correcta dirección e imperturbable eficiencia (casi no existirán pérdidas como hoy ocurre con los conductores metálicos, en espacial el cobre y el aluminio) hacia las estaciones espaciales.

b)   La forma de canalizar-dirigir los rayos a las estaciones orbitales será en voltajes muy inferiores a los requeridos en la actualidad para transportar la electricidad (esta fuerza motriz se conduce generalmente a 230, 400 y 750 kilo-volts en corriente alterna y a 400 kilo-volts en corriente directa). Implica, al no necesitarse transformar y elevar la energía eléctrica a muy alta tensión producida en las diversas centrales de generación, la energía eléctrica dirigida a los satélites de retransmisión será con diferenciales de potencia relativamente mayores a la transportada por los barras-buses de salida que se conectan a las actuales subestaciones elevadoras.

c)   Significa, la interconexión eléctrica entre las estaciones emisoras terrestres y de concentración-redistribución espaciales, sería análoga a conexión inalámbrica de comunicaciones y electrónica (telefonía, televisión, radio, internet), sólo que a tensiones más elevadas. De ninguna manera una mayor fuerza motriz aérea causará alteraciones a los seres vivos, pues desde la misma conformación de la atmosfera, el aire y el vapor de agua están energizados-ionizados y es de preverse que el incremento derivado por los señales-haces luminosos emitidos en las estaciones terrenas y espaciales no afectarán en lo mínimo el medio ambiente… Todo en el Universo es Energía y sólo las poderosas descargas eléctricas provienen de instantáneos destellos y rayos.

d)   Respecto a los procesos para suministrar electricidad a los centros urbanos, industriales, comerciales, agropecuarios y en general a cualquier población por más remota que se encuentre de las plantas generadoras, la distribución de energía eléctrica se retransmitiría a partir de las estaciones orbitales, de donde se redirigirían y canalizarían de inmediato -a la velocidad de la luz- microondas electromagnéticas y/o rayos luminosos para cubrir los requerimientos energéticos en frecuencia continua (60 hertzios) y voltaje estable, así como en el amperaje idóneo, según sean las horas de demanda (máxima. normal o mínima) y la clase de consumidor.

e)   Al ser un redituable negocio para los gobiernos, inversionistas y sociedades, es de suponer que mediante la TESIC se brindará un servicio eléctrico de calidad, continuo y de bajo costo. Desde que los sistemas de comunicación evolucionaron a la transmisión inalámbrica, casi toda la humanidad puede informarse, conversar virtualmente y comunicarse en cualquier momento con costos moderados-mínimos. De acuerdo a dicha referencia, la versatilidad y seguridad para abastecer del fluido eléctrico a ciudades y poblaciones, sin importar su ubicación, magnitud y dimensión, será altamente confiable, económico y prácticamente sin interrupciones en el servicio eléctrico, pues de existir fallas o alteraciones serían por contingencia en las centrales generadoras terrestres.

f)   Según los resultados por obtener en el suministro de electricidad a gran escala, la distribución de electricidad en fábricas, comercios, casas y en toda instalación y conjunto urbano-industrial, también podría realizarse sin cables e implementos eléctricos, pues tan sólo se necesitarían controles centrales que redistribuyan la electricidad en el interior y exterior de los inmuebles y complejos fabriles-comerciales. Para la operación de los diferentes equipos eléctricos y electrónicos tal vez se conservarían los interruptores y contactos, los cuales operarían sin alambres ni cables de aluminio, cobre… ya que recibirían las ondas electromagnéticas desde la fuente de emisión propia o común para cada zona y comunidad urbana, aunado a que se eliminarían accidentes y eventuales incendios originados por alteraciones y cortos circuitos en las redes energéticas.

g)   La distribución de electricidad sin cables también suprimirá postes de concreto, metálicos y madera, transformadores, aisladores e interruptores, que además del peso propio de estos aditamentos eléctricos, en diversas ciudades y poblaciones los postes se sobrecargan y sobresaturan con cables, alambres e implementos de comunicación (televisión, internet, telefonía), afectándose la verticalidad y la capacidad de carga de estas estructuras, situación que deteriora prematuramente las instalaciones eléctricas (cada vez se deforman y dañan más postes) y coloca en riesgo la movilidad peatonal y de autotransporte debido a contingencias o accidentes.

h)   De ahí que la TESIC solucionará de manera integral y a fondo una serie de alteraciones, problemas y riesgos; dificultades de localización y trazo, onerosa construcción e indemnizaciones; disponibilidad de conductores metálicos, pérdidas por calentamiento en los cables conductores; substracción de electricidad; incidentes provocados por cortos circuitos o sobrecalentamiento en las redes eléctricos, como consecuencia de agilizar, economizar, simplificar y optimizar la distribución, comercialización, conexión y el consumo de electricidad.

TESIC 3aa

Alcanzar y concretar los objetivos anteriores, demanda una estrecha y decidida participación, disposición y coordinación de los organismos, instancias, instituciones, consorcios y grupos públicos y privados responsables de la Industria Eléctrica. Los estudios, investigaciones y experimentos efectuados por insignes científicos, que ante sus aportaciones al progreso y bienestar humano, las unidades mecánicas, eléctricas, magnéticas… se designan con sus apellidos (newton, coulomb, amperio, hertzio, joule, pascal, watt, volt, ohm, farad, henry, weber, siemens, tesla…) todas entrelazadas, subsecuentes e interdependientes, evolucionaran -conservando su esencia, conceptos y postulados- a una nueva era de transmisión, distribución, suministro y consumo de energía eléctrica.

Los principios y fundamentos técnicos con su respectiva relación y aplicación que dieron origen al uso intensivo de la electricidad como fuerza, energía, potencia, presión, frecuencia, carga eléctrica, corriente eléctrica, tensión, resistencia, capacitancia, conductancia, inductancia, flujo magnético, inducción magnética… seguirán vigentes y únicamente se proyectarán a las nuevas modalidades de interconexión y operación entre las subestaciones de salida situadas en las cercanías de las plantas generadoras de electricidad con los satélites geoestacionarios que concentrarán y retransmitirán el fluido eléctrico-magnético a los centros de consumo y, de estos futuristas equipos eléctricos, a las instalaciones terrestre de comercialización y distribución urbanas, industriales y agropecuarias.

De tal modo que la conjunción de los actuales procesos de conducción de la electricidad con la moderna TESIC, creará un sinnúmero de renovadas oportunidades, desafíos y aplicaciones, como hoy sucede con los progresivos métodos de comunicación inalámbrica, lo cual gradualmente elimina el cableado de interconexión telefónico, de internet y de intercambio de información. Por consiguiente, toda estructura e instalación eléctrica tradicional quedará rezagada o bien de reserva ante el avance de sistemas locales, regionales, nacionales e internacionales de transmisión y distribución de electricidad sin utilizar cables conductores, torres, postes, transformadores…

Así como las estrellas y el sol que iluminan y energizan a nuestro planeta, transmiten su continua energía brillante-calorífica a través de enormes distancias (la Tierra dista en promedio 150 millones de kilómetros del Sol) y mediante rayos concentrados por el entorno sumamente frio que cruzan estos haces de luz, reafirman que la TESIC es una propuesta-proceso energético altamente confiable, factible, conveniente y económico. Desde luego los equipos e instalaciones terrestres-espaciales requieren conceptos y materiales de vanguardia para asegurar que los ondas-rayos electromagnéticos emitidos por las subestaciones elevadoras, tengan la óptima frecuencia y potencia de interconexión con las estaciones orbitales para ofrecer un servicio eléctrico de calidad en cualquier sitio terrestre.

En consecuencia, los conceptos, lineamientos y fundamentos técnicos, así como las normas, criterios, directrices y especificaciones de diseño, fabricación y operación de las subestaciones en tierra (situadas en las proximidades de las plantas generadoras) y en la Órbita Baja Terrestre (LEO): Troposfera, Estratosfera y Mesosfera, deben cumplir diversos requisitos eléctricos, mecánicos, electrónicos y de comunicación de acuerdo al siguiente planteamiento:

1.   La referencia universal de cómo se transmite la TE sin ningún implemento físico-material y los infinitos rayos de luz-calor atravesando el obscuro y frio espacio simbolizado por la CE, interrelación que garantiza una conducción energética limpia, inalterable y con pocas pérdidas -el intercambio de fotones brillantes y opacos es casi imperceptible y la conducción eléctrica es altamente eficiente- siempre deberá prevalecer en la TESIC.

2.   Al girar los satélites geoestacionarios en áreas atmosféricas preferentemente frias, la recepción, retransmisión e intercomunicación con los centros de distribución terrestres que abastecerán la electricidad a los complejos urbanos, industriales, comerciales y agrícolas, garantizarán que los flujos de corriente, tensión, frecuencia y potencias sean confiables y constantes. Esto permitirá que los vórtices-bobinas naturales con sus espiras generadoras de los campos eléctricos-magnéticos, adquieran una eficiente inducción-flujo de electricidad.

3.   La función rectora de la CC-IC en las capas atmosféricas frias donde se condensa el vapor de agua y por la instantánea y sincronizada implosión de infinidad de esferas que liberan su energía con potentes descargas eléctricas (truenos, destellos, rayos), inducirá un funcionamiento continuo, óptimo e interminable de conexión eléctrico-magnético y terrestre-aéreo-terrestre. Al eliminarse pérdidas por calentamiento de conductores y conducirse la energía eléctrica en medios atmosféricos fríos, la conducción en todas direcciones será casi ideal.

4.   Es de esperar que no existirá interferencia magnética y/o eléctrica entre satélites artificiales de comunicación y las estaciones orbitales de recepción-concentración-retransmisión de electricidad, a pesar de que las señales emitidas, sean microondas a muy bajo voltaje (actual) o flujos electromagnéticos en relativa alta tensión (futuro) no se combinaran ni colisionaran, pues las ondas-rayos universales no se mezclan ni se obstruyen… Todo se sustenta en el orden y perfección espacial.

  Al suprimirse diversas estructuras en operación (algunas torres de conducción tienen cincuenta metros de altura para sostener varios cables-circuitos), además de herrajes, aisladores, transformadores de potencia (la transmisión de interconexión sin cables sería de preferencia en corriente directa, quizás entre 15 y 20 kilo-volts) hará sumamente atractivo impulsar grandes y múltiples centrales de generación alejadas de los centros de consumo, como proyectos hidroeléctricos en zonas selváticas o los propuestos Frentes Frias Hidrocinéticos (FHC) recomendados para aprovechar y extraer la valiosa e interminable energía cinética de grandes ríos y de los principales estrechos marinos, así como la estratégica energía endógena de volcanes activos y semi-activos.

TESIC 8

6.   La finalidad es que la TESIC facilite transmitir la energía geotérmica de aquellos volcanes activos que reúnen condiciones energéticas idóneas, así como de potentes proyectos hidroeléctricos que requerirían múltiples líneas de transmisión (como el PH Matadi sobre el río Congo) y de innovadores FHC, en los cuales resulta congruente y competitivo transformar su limpia e inacabable energía cinética en abundante electricidad. Entonces la estratégica, limpia y renovable energía de caudalosos ríos y representativos estrechos marinos, además de la energía volcánica caracterizada por su alta producción de vapor de agua a elevadas presiones y temperaturas se emplearán -sin atañer su ubicación y lejanía- para generar vasta y limpia electricidad y por ende, ahorrar ingentes volúmenes de combustibles fósiles.

7.   Ante el creciente desarrollo de satélites de comunicación, climatológicos, militares, observación astronómica, y el eventual lanzamiento de estaciones-satélites orbitales para concentración y retransmisión de electricidad, será indispensable ordenar los espacios y orbitas satelitales, a fin de evitar contingencias e interferencias de gea-localización. También -de requerirse- sería conveniente limpiar de desechos materiales el espacio exterior donde se gea-instalarán los satélites de energía eléctrica. El propósito es disponer con Orbitas Bajas Terrestres (LEO) sin obstáculos para concentrar y retransmitir la modalidad más limpia de la Energía: La Electricidad.

8.   Es de preverse a futuro, que la fuente energética primigenia y vital simbolizada por el Sol, su luz y calor se capten en múltiples, compactas y eficientes centrales espaciales solares, ubicadas en la Ionosfera-Termosfera, zona atmosférica donde se alcanzan más de mil grados centígrados. La intención es que al conjuntarse la TESIC y las grandes plantas solares, que contarían con celdas fotovoltaicas de alta tecnología y eficiencia, canalicen la energía solar transformada como energía eléctrica a la Tierra para cubrir la creciente demanda.

9.   El objetivo central es que origen, generación, transformación, distribución y consumo-intercambio de la Energía, tanto en el Universo como en la Tierra sean parecidos y compatibles. La estaciones solares de transformación de TE a electricidad que se situarían entre los 850 km y 1000 km de altitud (Órbitas Baja Terrestre-LEO), al redirigir y retransmitir su energía mediantes haces concentrados de alta intensidad lumínica (similar a los rayos láser), hacia las estaciones orbitales de retransmisión y redistribución y, de estos satélites a relativa baja altitud, a las antenas-equipos receptores de ciudades se lograría un trascendente adelanto tecnológico en el uso integral de los recursos energéticos. Tan importante progreso honrará a los investigadores del siglo XIX y ampliara los horizontes científicos y tecnológicos.

10.   Es oportuno reiterar que las prevalecientes redes de conducción con sus grandes estructuras metálicas para alojar varios circuitos eléctricos están sujetas a interrupciones, sean naturales (sismos, tormentas, ciclones…) o provocadas (deterioro, atentados), aunado a que en las ciudades y poblaciones los postes de distribución, al sobrecargarse con cables-alambres ajenos a los conductores eléctricos, la mayoría se encuentra inclinados y en peligro de colapsar, hecho que se complica por la falta de mantenimiento y el desgaste prematuro ocasionado por contaminantes de todo tipo. Frente a este horizonte eléctrico, la TESIC solucionará y eliminará a fondo y en definitiva las contingencias de construcción y operación en las redes tradicionales.

El trascendente, estratégico e invaluable adelanto científico-tecnológico que la TESIC aportaría al desarrollo de la humanidad, indefectiblemente se traducirá en una renovada era de investigación de los recursos energéticos, sean universales o terrestres. Su asequibilidad requiere la coordinación de voluntades y esfuerzos de los principales consorcios industriales de la Industria Eléctrica con la decisiva participación de gobiernos, sociedades, centros de investigación y universidades. El resultado por obtener serán grandes avances de bienestar y progreso compartido.

Ante dicha perspectiva es oportuno enfatizar que el Universo no necesita de plantas generadoras, torres y postes de transmisión, estaciones eléctricas, aisladores, herrajes, servidumbre de paso, cables conductores ni pago de afectaciones. La producción-conversión de Energía se efectúa mediante una eficiente e infinita coordinación e intercambio entre la CE y la TE. La transmisión a través de concentrados, potentes y brillantes haces de luz-calor que cruzan prácticamente sin pérdidas el inmenso vacío espacial y la distribución por medio de una bien definida y uniforme precipitación de fotones y partículas energéticas, donde la mayoría penetra la atmosfera terrestre para favorecer, perfeccionar y facilitar la vida. El Sol es la fuente energética más valiosa e insustituible para el Hombre

Si en la actualidad se destinan enormes recursos humanos, económicos y financieros para estudiar, analizar e investigar diversos aspectos energéticos como los Aceleradores de Partículas (Ciclotrón) para tratar de dilucidar que el Universo surgió de una repentina y descomunal explosión (Big Bang), cuando su origen y desarrollo fue en contrasentido, es decir de nebulosas de Hidrogeno desprendidas de las zonas cósmicas más profundas, frias y obscuras, lo cual por la acción de la CC-IC la Energía se materializó en infinidad de galaxias y sistemas solares; o bien en la investigación de fuentes energéticas como la nuclear, el petróleo de esquistos y en la industria militar, con sus potenciales accidentes que podrían traducirse en severos daños a la humanidad y naturales… ¿Porqué no invertir en el relevante e innovador concepto TESIC; que por sus objetivos, se traducirá en prosperidad universal?

Implica, resulta fundamental reorientar la capacidad industrial y los experimentos científicos-técnicos para desarrollar procesos y sistemas en completa concordancia con lo universal y lo natural, aunado a que teorías y lineamientos políticos, económicos, financieros y tecnológicos estén supeditados al progreso humano. La TESIC al conceptuarse, planificarse y sustentarse en altos índices energéticos, técnicos, económicos y sociales, permitirá que la actual infraestructura eléctrica evolucione a niveles superiores, como consecuencia de ser reemplazada por nuevos, modernos y confiables sistemas de transmisión y distribución eléctrica que no requerirán ningún material o implemento de conexión.

Tan congruente, necesario y oportuno desarrollo energético, exige ingenio, audacia y decisión pública, privada y social, a fin de que las subestaciones terrestres de transmisión, junto con las estaciones-satélites geoestacionarias de concentración y retransmisión, dirijan y redistribuyan la electricidad -según su área de influencia- a las antenas-equipos receptores de cada centro urbano-industrial. De este modo la población mundial utilizará y disfrutará una modalidad de servicio eléctrico, constituido con infraestructura de operación de alta tecnología.

TESIC 9

Visualizar la correcta interrelación de la Crio-Energía (CE) con la Termo-Energía (TE), además de las valiosas funciones y estratégicas acciones de la Cavitación Circular e Implosión Concéntrica (CC-IC), lo cual garantizará una eficiente y continua conducción e intercambio de las ondas-rayos lumínicos que trasmitirán e interconectarán a las estaciones terrestres ubicadas en las cercanías de las plantas generadoras con las instalaciones espaciales orbitando a altitudes idóneas en capas de la atmosfera bien definidas (a futuro las estaciones-satélites de captación masiva de energía solar paulatinamente substituirían a las centrales terrestres), harán que la Transmisión de Electricidad Sin Infraestructura Convencional (TESIC), sea una valiosa aportación científica-tecnológica a la humanidad.

Manuel Frias Alcaraz

Autor del Proyecto de País México Tercer Milenio

México, D.F. Septiembre de 2015

© Documentos, planos, programas y figuras de México Tercer Milenio (nacionales e internacionales) están registrados y protegidos ante Derecho de Autor.


Acerca de este Artículo