Universo e HidroTerra. Génesis de la Vida. Universe and HydroTerra. Genesis of Life

En coordinación, compatibilidad e interdependencia con lo universal, se corrobora que la Crio-Energía (CE blog.friasgroup.com/crioenergia-energia-fuerza-suprema-universal/) en cualquier ámbito cósmico y natural, sin influir ni supeditarse a dimensiones, volúmenes, densidades y masas de los elementos, substancias, compuestos y funciones de astros y objetos energéticos-espaciales es la energía suprema. La Termo-Energía (TE) simboliza su conversión y exposición a energía calorífica y brillante, manifestándose en estrellas y núcleos de planetas rocosos.

HidroTerra: La Vida es Posteridad o Confinamiento de la Energía Espiritual (TE-Termodinámica: Luz y Calor). Universo: La Muerte es Liberar la Energía Espiritual (CE-Criodinámica: Obscuridad y Frio)…

Es decir, la Criodinámica representa la energía potencial del firmamento, concentrada, acumulada y almacenada en el Vasto Vacío Vital (VVV) donde persisten nebulosas de vapor de agua, así como en atmósferas, cortezas de planetas y satélites sólidos, en astros gaseosos, envolviendo a estrellas y sistemas planetarios. La Termodinámica simboliza la energía cinética que acciona movimientos, cambios astronómicos, moleculares, nucleares y en oquedades de agua congelada…

Por ejemplo, el origen de las Estrellas se deriva de las oscilaciones del binomio Temperatura-Presión y de las sucesivas actividades: Cavitación Circular e Implosión Concéntrica (C.C.-I.C.), lo cual genera vórtices de enormes Nebulosas de Hidrógeno surgidas del profundo, obscuro y súper-frio VVV. Este fenómeno cósmico es similar a ciclones, huracanes, tornados, monzones terrestres, sólo que los Vórtices Espaciales -por sus características- son equiparables a las tormentas invernales de baja temperatura y alta presión.

… Criodinámica es la energía plena, la potencia inacabable y la fuerza superior  del contenido cósmico. La Termodinámica es vida, es el movimiento astral asociado a las variaciones temperatura-presión.

Conforme a esas definiciones, precisiones, similitudes, correlaciones y referencias sobre la CE-Criodinámica y la TE-Termodinámica es factible inferir que al provenir de las entrañas del Universo -desde épocas inmemorables- nebulosas de Hidrógeno las cuales al esparcirse por el firmamento -sus remanentes aún continúan propagándose- originaron y produjeron, junto con el Oxígeno, agua en sus estados gaseoso, líquido, sólido y plasmático, metamorfosis que permite afirmar: Agua es Energía y Materia… Energía es Agua y Materia.

Las subsecuentes conversiones del Hidrógeno -como primogénito elemento físico y gas vital para el porvenir cósmico y terrestre-, dieron origen a todos los elementos químicos, con especial énfasis y relación con el Oxígeno y el Carbono. Esta conversión propició diversas combinaciones atómica y nucleares; que por su sencillez, perfección y poder, fueron concentrándose en agrupaciones energéticas-materiales cada vez más completas y complejas pero coordinadas, armonizadas y reguladas por la CE. Dicho cambio y evolución molecular e interestelar creó micro-organismos animados y dependientes, formándose cadenas vitales sumergidas en hielo.

De tal manera, que la omnisciencia divina (energía pura e intangible) reconfiguró, preestableció y predestinó los elementos, compuestos y substancias indispensables para el nacimiento de las primeras formas de vida espacial. Esta conjunción y combinación de exacta proporción térmica -plasmada en organismos celulares- fue trasladada a HidroTerra por cometas-icebergs, asteroides y meteoritos. Toda esta cadena vital controlada por la energía fría y obscura -similar a una incubadora con temperatura y presión óptima-, fue la fuente básica de la vida conocida y desconocida (espacial, humana, microscópica, animal, vegetal) derivada del Hidrógeno, elemento que provenía de lejanas regiones del VVV y en correcta coordinación con el agua, la atmósfera y los nutrientes de la corteza.

Significa, todo ser, ente y forma viviente, sea humana, animal, vegetal o imperceptible, tienen el mismo origen y proceso creativo, solamente que la conformación varía según la relación y combinación de los elementos físico-químicos. Al sustentarse toda transformación de existencia en las nebulosas de Hidrógeno que emanaron de la profundidad del firmamento, es factible asegurar que los modos de vida espacial-terrestre tuvieron su génesis en este elemento y posteriormente en el recurso vital, el Agua.  Con base a este horizonte espacial, en el vasto vacío interestelar existen entes unicelulares y multicelulares confinados a muy bajas temperaturas y a altas presiones. Se encuentran en estado latente en grandes icebergs-cometas para su posible desarrollo en cuerpos celestes con características físicas idóneas, como ocurrió durante millones de años en HidroTerra.

De ahí que, potenciales átomos, moléculas y células con capacidad de agruparse para generar vida, subyacen en los gigantescos témpanos de hielo simbolizados por los cometas y en asteroides situados en los confines de cada sistema solar-estelar -algunos con trayectoria elíptica- con posibilidades de colisionar y desintegrarse en planetas rocosos -en HidroTerra se ubican en el Cinturón de Kuiper y la Nube Esférica de Oort distante a 9.45 Peta-metros del Sol-, son la esencia de la existencia del Universo y de todo su contenido. De visualizarse y comprenderse así, tal vez en cada sistema solar exista un planeta con condiciones favorables para desarrollar formas de vida; sólo que el complemento básico, los icebergs con sus entes vitales, no encuentran el ámbito ideal para su germinación.

Las inherentes transformaciones y necesarias combinaciones de la energía-materia para crear las cadenas y conexiones moleculares para inducir y/o fomentar vida, deben conjuntar otras circunstancias y requisitos primordiales como atmósferas y cortezas adecuadas, aunado a disponer calor, luz y agua suficiente. Por ejemplo, el Homo Sapiens cuando es concebido y se desarrolla en el vientre de la mujer está inmerso en calor-agua y recibe los vitales nutrientes a través del cordón umbilical; o bien un huevo, tiene tal capacidad y combinación de nutrientes que mediante la incubación-calor de aves y reptiles  (sus ancestros fueron los dinosaurios) genera vida.

 

Si las cadenas moleculares se encuentran dispersas en el obscuro y frio VVV y en los innumerables cometas-icebergs que circundan los sistemas solares, coordinadas y controladas por las energías y fuerzas supremas: CE-Criodinámica y TE-Termodinámica… ¿En cuántos planetas y satélites rocosos subsiste vida tradicional y no-tradicional? Ante la inmensidad espacial, la inexistencia del tiempo y las distancias inconmensurables que separan a los astros, el único planeta donde hay vida es en HidroTerra, ya que por su excelente posición astronómica en el sistema solar, atmósfera benéfica, agua abundante y corteza-tierra mineralizada, la vida seguirá progresando.

Con intervalos favorables de presión-temperatura, ciclos hidrológicos -fríos y térmicos- bien definidos, casi cualquier forma de existencia se perfecciona, trasciende y perdura en HidroTerra. Así, el Homo Sapiens inició su evolución hace aproximadamente tres millones de años a partir del Australopitecos que avanzó a Homo Erectus, a Homo Habilis… Neanderthal, Cromañón hasta su actual constitución y conformación como Ser Humano.

De modo que al trasladar micro-organismos los icebergs espaciales durante millones de años, depositaron en las sucesivas capas que forman la corteza terrestres, junto con el valioso y vital recurso cósmico: El Agua, múltiples entes moleculares, que al encontrar condiciones ambientales y climáticas idóneas, empezó la génesis de formas de vida irrepetibles e inigualables, tanto por su alta perfección como por la capacidad imaginativa e inteligencia del Homo Sapiens. Todo esto fue posible debido a la precisa combinación y conversión progresiva de los recursos y riquezas naturales, además de la óptima coordinación y correlación del Sol (calor y luz),  el Agua (una parte de Hidrógeno por dos partes de Oxígeno), Atmósfera (70% Nitrógeno y 29% Oxígeno) y Corteza con abundantes, variados y bien proporcionados nutrientes y minerales; recursos naturales que al interrelacionarse generaron vida

De acuerdo a esta interacción espacial-terrenal, es importante reiterar que la semilla de la existencia tiene su origen en las frias y densas nebulosas de Hidrógeno que se desprendían de los lindes cósmicos y se dispersaron por el VVV. Después de incrementarse la temperatura y disminuir la presión se produjo una precipitación de astros, cuerpos y objetos astronómicos por todo el Firmamento (semejante a una lluvia terrenal); creándose así, el rico e  ilimitado contenido espacial. En esta metamorfosis celeste controlada y regulada por la perfecta y continua interacción entre la CE-Criodinámica y la TE-Termodinámica, el Hidrógeno al evolucionar y generar los demás elementos -en particular el Oxígeno- se formó el frío vapor de agua; que al diseminarse por el Universo, un volumen se solidificó sin pasar por el estado líquido (estado subliminal) y convertirse en témpanos de hielo.

De imaginarse, aceptarse y comprenderse así la transformación espacial, los micro-organismos sumergidos en la infinidad de cometas y en los estratos del VVV, pre-existen congelados en su interior pero con una alta capacidad de reproducción… Si los enormes témpanos de hielo colisionan en astros rocosos que no reúnen condiciones propicias para producir vida (calor, agua, atmosfera, corteza) como lo simboliza el satélite de HidroTerra: La Luna, astro que no tiene aire ni agua y presenta grandes variaciones de temperatura-presión, los especímenes alojados en cometas y asteroides no evolucionarán ni se desarrollarán; por consiguiente, no surge ningún tipo de vida…El prodigio existencial germinará en aquellos astros que dispongan un perfecto  equilibrio energía-materia.

De ser así, una minúscula célula, molécula, partícula o fotón, dispone de tan poderosa energía vital como el mismo Universo, pues al crecer en entornos favorables (presión, temperatura, luz, calor, atmósfera, agua, tierra) crean su propio cosmos en cada ser viviente que se reproduce de esta sui generis combinación de recursos celestiales y terrenales… Cualquier semilla de la Naturaleza, ya sea humana, animal, vegetal, al encontrar el ámbito ideal y al conjugarse con otros simientes compatibles, se convierte en un nuevo ser viviente, el cual también tiene un gran poder energético-material para trascender en el Universo y en la Naturaleza, aunado a que cada nuevo ser, nace más perfeccionado y con ampliadas perspectiva de traspasar los siguientes límites siderales.

Ante este horizonte de existencia infinita, donde el binomio energético que representan la CE y la TE en la génesis universal y terrestre se combinan y accionan para plasmar la grandiosa vida, tienen su máxima expresión y dimensión en HidroTerra con una proyección y exactitud hasta ahora insuperables y potencial de diversificación impredecible… Imaginar que la creación de todo lo conocido y desconocido, lo tangible e intangible, lo visible e invisible del cosmos es obra de un Ser Magnánimo y Omnipotente, desde una célula germinal hasta la compleja y sutil configuración del actual Homo Sapiens, quizás su futura aportación y/o creación será el Homo Universus…

Vida es Creación, es Trascendencia. Es el confinamiento de la energía espiritual (TE-Termodinámica: Luz y Calor), del agua en sus estados líquido y gaseoso, de la materia simbolizada por los sistemas óseo, muscular, órganos… y tierra que cuando finaliza se reintegra como polvo a la corteza.

Muerte es Reciclamiento. Es liberación de la energía espiritual (CE-Criodinámica: obscuridad y frío), la evaporación del agua interior, el retorno de la materia a la corteza y el aire a la atmósfera. Es decir, estos recursos una vez liberados se reincorporan a los ciclos vitales espaciales-terrestres.

De convalidar y visualizar el fundamental binomio-planteamiento Vida-Muerte y/o Creación-Reciclamiento se deduce que tanto la Vida como la Muerte jamás terminan, únicamente evolucionan, se transforman y perfeccionan. Si el Hidrógeno, como elemento primogénito y presente en casi todos los subsecuentes elementos, substancias y compuestos físico-químicos orgánicos e inorgánicos se confirma, que desde su surgimiento, No se pierde Ni se agrega un átomo, núcleo, molécula, célula o partícula energética-materia, siempre es el mismo volumen en cualquier estado o cambio. Al ser este elemento cósmico la esencia de los recursos extraterrestres y terrestres se infiere que la vida en HidroTerra y en aquellos planetas y satélites donde existen circunstancias parecidas para su desarrollo, trasciende a otros niveles o modos de perfección y reciclamiento interminables.

… La vida terrestre proviene de los fríos y obscuros límites espaciales. Los micro-organismos al ser transportados por cometas-icebergs y ser depositados en la litósfera durante diferentes épocas hidrogeológicas, germinaron, se combinaron y progresaron en varios periodos de la formación terrestre, hasta reproducirse y crecer por doquier múltiples tipos de especies. Entonces, la vida en HidroTerra No surgió en los océanos ni en medios acuáticos salitrosos. Sino la génesis de vida terrenal fue en tierra firme pletórica de minerales, con abundante radiación solar, en cuerpos de agua dulce, con intervalos de temperatura y presión idóneos y un buen entorno ambiental.

En épocas remotas, la vegetación y los animales  fueron de proporciones y dimensiones exageradas -tanto terrestres como marinos y aéreos-, insectos, reptiles, aves, peces, dinosaurios, árboles, arbustos… de tamaño y características físico-biológicas-químicas anormales, pues HidroTerra se encontraba en alta actividad sismo-volcánica formando la litósfera, la atmósfera, la distribución del agua y la tierra emergida… y en variados cambios climáticos de sobrecalentamiento-congelación derivados del Cuarto Movimiento Cósmico: El Astro Giro Vertical (AGV). Con el transcurso de las eras geológicas HidroTerra gradualmente alcanzaba su equilibrio y status correcto, proceso de millones de años que eliminó varias formas ancestrales de vida por mejores especies vivientes.

Sin duda, los organismos unicelulares y multicelulares presentes en el espacio interestelar y en los témpanos de hielo conservados a muy bajas temperaturas, representan la vida misma en HidroTerra. Al unirse, multiplicarse y transformarse estos entes básicos de vida, alcanzaron en remotas eras geológicas externas e internas (en el Universo y la Naturaleza el tiempo no existe) un status para asegurar la permanencia y trascendencia universal. En lejanos o cercanos sistemas solares-estelares y galácticos (las distancias cósmicas son inimaginables e inconmensurables), dichos genes incubados en el súper-frío y obscuro VVV, en cometas, asteroides y meteoritos, tal vez en futuras épocas espaciales se desarrollen en planetas que reúnan condiciones ideales.

Al reflexionar que la vida terrestre proviene de regiones del ultra-espacio, así como todos los elementos físico-químicos, compuestos y combinaciones moleculares tuvieron su origen en el elemento fundamental universal: El Hidrógeno, permite constatar que la génesis y la función de cada ser viviente y/o en proceso de reciclamiento, es obra y supervisión de un Ser de Energía Suprema-Eterna, de Poder Omnisciente, Omnímodo, donde el Homo Sapiens al estar en concordancia con su imagen y principios, es su creación más significativa e inimitable… Por más teorías, postulados, análisis y estudios científicos, la existencia cósmica y terrenal es un concepto y planificación celestial.

El Hombre con sus progresivos avances en su hábitat: HidroTerra y el conocimiento u observación del entorno cósmico, tiene la oportunidad de traspasar las fronteras astronómicas para buscar y establecerse en una nueva dimensión planetaria. Su libre albedrío otorgado por Dios, permitiría que con su inteligencia, audacia, ingenio, creatividad y decisión, en una futura época hidrogeológica pueda viajar a otros sistemas solares, en los cuales -indudablemente- existe un planeta o satélite con condiciones favorables: aire, agua, tierra, temperatura, presión… Es decir, el Homo Sapiens como Homo Universus regresaría a visitar su génesis en el VVV y observaría los cuerpos y objetos congelados que transportaron los antiguos organismos para generar vida en HidroTerra.

De aceptarse y comprenderse así, comenzaría una moderna era de investigación científica-tecnológica cimentada en la CE (génesis del Universo) y en la TE (génesis de la vida cósmica y terrestre), conceptos energéticos que rigen, regulan, armonizan y controlan el Universo. Si la CE ocupa el 70% del obscuro océano cósmico y la TE el 30% de la materia brillante y opaca, permiten dilucidar e imaginar el funcionamiento de todos los elementos requeridos por los seres vivos. Al relacionar ambos postulados, preceptos e investigaciones crio-termodinámicos se conseguirán grandes y progresivos adelantos científicos. Desde luego tan congruente aspiración requiere traspasar lo terrestre para emprender una odisea que sería el logro más importante del Hombre, desde su evolución de los antiguos homínidos para resplandecer como las estrellas -si trasciende y comprende su misión- como Homo Universus… Por sus alcances y descubrimientos este periplo espacial nunca concluiría.

Con la finalidad de fortalecer y conseguir este anhelo-objetivo se necesitan interrelacionar metas de investigación y desarrollo de diferentes instituciones y organismos mundiales; que en la actualidad se dedican a estudiar sólo conceptos relacionados con la Termodinámica y teorías asociadas a conceptos como Cuántica, Relatividad, Big Bang… La propuesta es impulsar los estudios, análisis e investigaciones de la CE para conseguir y difundir su desarrollo pleno. De ser así, los fundamentos de la Criodinámica en el nacimiento de las estrellas y la vida serían:

I.    Las estrellas, al estar separadas -con sus respectivos sistemas planetarios-, protegidas y equidistantes por la acción y funciones de la CE -fenómeno criogénico que impide la pérdida o dispersión de energía térmica y regula la radiación, emisión de luz, calor y manifestaciones termonucleares de fusión dentro de un ciclo energético cerrado-, garantiza el surgimiento de la vida, el agua y demás elementos y compuestos vitales.

II.   Si las estrellas nacen como gigantescas esferas ardientes, con su núcleo interior a una temperatura muy elevada en comparación con las capas subsecuentes, se infiere que el eterno e invariable ciclo energético del Hidrógeno transformándose en Helio se debe y efectúa por las oscilaciones bien sincronizadas del binomio presión-temperatura, el cual se traduce como implosiones termonucleares y movimientos circulares.

III.  Al circunscribirse la CE en medios espaciales súper-fríos (quizá inferiores al cero absoluto 0° K), sus áreas intermoleculares contienen partículas, fotones y cuantos de calor, traducidos en ilimitada energía potencial productora de vida, que ante las interminables pero bien definidas variaciones de presión-temperatura se generan cavitaciones circulares e infinidad esferas de Hidrógeno, las cuales por la implosión liberan ingente energía calorífica, traducida como destellos, rayos, radiación y calor. Este fenómeno cósmico de altas temperaturas y bajas presiones es la esencia del vasto poder calorífico-energético de las estrellas y de los movimientos, trayectos, giros y desplazamientos astronómicos y moleculares, tanto de los astros brillantes como opacos. Su reproducción y analogía en HidroTerra, derivó en el ambiente idóneo para la vida.

IV.   La Criodinámica adquiere un sitio trascendente como fuente inagotable de energía de control y regulación astronómica. Esta perspectiva reafirma la conveniencia de estudiar científica y profesionalmente los alcances y las múltiples aplicaciones de la CE para fortalecer y expandir los avances tecnológicos. Esto constatríaa que la ignición estelar se originó de las densas y frías nebulosas que emanaban del profundo océano cósmico. Conforme se alejaba esta neblina espacial, aumentaba la temperatura y disminuía la presión interna (lo contrario a los ciclos hidrológicos terrestres), se generaban vórtices en el VVV, que debido a la implosión de esas burbujas se liberaba energía térmica (cinética y calorífica); comenzando así, el surgimiento de estrellas.

V.    De ninguna manera se trata de imponer los conceptos y propósitos de la energía fría-obscura ni que predomine en todo estudio y demostración técnica-científica. Las condiciones universales de su formación, presencia omnímoda e integral, la convierten en la suprema energía-fuerza cósmica. Estas consideraciones permiten sustentar e imaginar que cualquier surgimiento de estrellas-soles, procede de las inalterables y permanentes interrelaciones e interdependencias de las energías supremas CE y TE, lo cual se traduce como un infinito equilibrio criogénico-térmico, de obscuridad y brillantez simultáneo.

VI.   Si la esencia de las leyes y los postulados térmicos se sustentan en la luz y el calor de las estrellas-soles, fenómeno espacial que dispersa lo energético-material y, por tanto, la eficiencia de las transformaciones y aplicaciones de la energía térmica disminuyen y se esparcen; la Criodinámica acciona exactamente en sentido opuesto. Implica, mientras más concentrado sea el frío ámbito natural-espacial (génesis del agua e incubación de microorganismos), la eficiencia de los procesos criogénicos se optimizan. La ignición, radiación y desplazamiento de galaxias y estrellas, es la representación de la TE sólo que supeditada a la Criodinámica.

VII.  La Criodinámica no es una opción energética; es la esencia misma y la manifestación completa de la CE. Es de preverse que sus usos serán infinitos, como lo es su poder energético en el vasto vacío interestelar e interatómico -sin interesar la proporción y dimensión de los cuerpos cósmicos y naturales-. Con su fuerza integral, densa y uniforme en el Universo genera los movimientos, orbitas y giros estelares-planetarios y, en la Naturaleza, los ciclos hidrológicos criogénicos (tormentas invernales) y térmicos (perturbaciones tropicales). Su control en el ámbito estelar-solar, además de facilitar y atenuar la trascendencia de la luz y calor (fundamentales para generar vida) que reciben sus sistemas planetarios y satelitales, evita la pérdida de fotones y partículas térmicas… La Criodinámica es la esencia de la ignición y perduración de las estrellas-soles.

VIII. Las leyes, normas y lineamientos físicos-químicos que gobiernan a la exclusiva CE-Criodinámica son similares a la TE-Termodinámica, sólo que en circunstancias y condiciones inversas pero equivalentes y compatibles en conceptos energéticos-materiales: Conservación de la Energía; Absorción-Transferencia de Energía, Brillantez-Obscuridad y Equilibrio Energético; pues el Cero Absoluto, sería -tal vez- muy inferior al teórico, lo cual torna al VVV en un océano-desierto frío e inerte pero fundamental para el destino y la transformación cósmica.

IX.   En el supuesto de que todo lo conocido y desconocido en el Universo y la Naturaleza permaneciese en calma, tranquilo, inmóvil, sin vaivenes del binomio presión-temperatura, situación aparentemente ideal, no existiría el Universo ni la vida terrestre, pues la ausencia de movimientos colapsarían los sistemas estelares y atómicos; galaxias, constelaciones, estrellas-soles, planetas-satélites… no girarían, no habría día-noche, tampoco se activarían los ciclos energéticos-materiales ni los ciclos hidrológicos térmico y criogénico. Sólo en el firmamento existiría total obscuridad, sin destellos, luz, calor ni desplazamientos galácticos y astrales, pues todo lo que se detiene, es inactivo, se colapsa. De ahí que la interacción de la Criodinámica y Termodinámica, representada por la vital y esencial dualidad temperatura-presión sea completamente imprescindible.

X.    De comprenderse esta perspectiva alterna (el fenómeno físico-natural en las estrellas es implosión no explosión), las diferencias de temperaturas criogénicas y térmicas generan intervalos de presión convertidos en gigantescas o imperceptibles C.C. e I.C., que al ser reguladas por las capas criogénicas presentes en el vacío interestelar e intermolecular, se manifiestan en correctos y bien definidos movimientos y desplazamientos, excepto entre la litósfera y la atmósfera terrestre y en planetas parecidos a HidroTerra, pues los vientos y el vapor de agua se desplazan según los intervalos regionales de temperatura. Por lo que el binomio presión-temperatura es de tal importancia y trascendencia espacial para comprender que la actividad estrellas-soles se debe a la C.C. e I.C

En este contexto, reproducir cómo las estrellas-soles surgen, funcionan y se reciclan, facilitaría disponer con calor y luz interminable en HidroTerra. De conseguirse este objetivo humano-espacial, la dependencia y el consumo de combustibles fósiles -petróleo y sus derivados, gas, carbón-, uranio se reduciría hasta eliminarse, pues se contaría con una fuente lumínica-calorífica inacabable. Para su consecución es necesario ponderar y evaluar lo siguiente:

  • Las estrellas son el resultado del incremento de temperatura a partir de las nebulosas que surgían de lo más profundo, obscuro y súper-frío del firmamento. No como sostiene la Teoría del Big Bang, que el Universo y su contenido son producto de un descomunal y destructivo estallido… La realidad es exactamente lo opuesto.

  • Al considerar que el elemento primigenio cósmico es el Hidrógeno, la ignición estelar comenzó de la suprema y bien sincronizada dualidad presión-temperatura encendiéndose la infinidad de burbujas de Hidrógeno por la sub-presión y el consecuente fenómeno de implosión, interacción que inició la cavitación y los giros circulares

  • Significa, la actividad de cualquier estrella-sol tiene su origen incandescente por la estrecha e indivisible relación de la Criodinámica y la Termodinámica, pero sin ningún estallido, dispersión y/o destrucción de energía-materia. Su interminable combustión consiste en las bien sincronizadas dualidades presión-temperatura e implosión-cavitación, que se reproducen a cientos de miles o millones de kilómetros como resplandor, luz y calor.

  • De admitirse e imaginarse este planteamiento alterno de cómo surgió el Universo y su vasto contenido astral -en particular la génesis estelar, el agua y multicelular- empezaría una moderna y alentadora era de conocimiento e investigación científica-tecnológica a fin de conducir al Hombre a otras dimensiones y hábitats.

  • Así como el agua en un recipiente al calentarse y hervir, la alta temperatura y las sub-presiones en el fondo originan esferas de vapor de agua, que al ascender explotan por la equidad con la presión atmosférica y la reducción gradual de la temperatura, similar fenómeno térmico acontece en el profundo núcleo de las estrellas, donde las burbujas de Hidrógeno ascienden a la superficie y estallan por las oscilaciones térmicas

  • La interrelación crio-térmica en los ciclos hidrológicos terrestres con los ciclos astronómico-estelares (sólo que en contrasentido), permite deducir que los fenómenos de implosión-cavitación son la esencia del fuego de los soles y de los movimientos cósmicos. En HidroTerra y planetas análogos la conservación, reciclamiento y trayecto de inestabilidades meteorológicas de baja presión (ciclones, huracanes…) y alta presión (tormentas invernales) son comparables, reafirmándose que el Cosmos y la Naturaleza tienen el mismo génesis y destino.

Aquí es importante precisar: Quizás por la magnitud, dimensiones y distancias que separan a cada estrella-sol para establecer y conservar un equilibrio perfecto e invariable, las esferas de Hidrógeno surgidas de estos cuerpos espaciales, son de tal tamaño y densidad, que algunas de estas enormes  burbujas no implosionan y se alejan de su estrella-origen. Al enfriarse gradualmente se solidifican, se agrupan y transforman en otros elementos y compuestos (agua, aire, tierra…) originándose cuerpos y objetos astronómicos, los cuales al formar un nuevo sistema solar, giran se  acomodan y desplazan alrededor de su sol-estrella, iniciándose otro ciclo térmico-cósmico

Considerar que el surgimiento, desarrollo, diversificación, trascendencia y perfeccionamiento del vasto y sui generis Universo tuvo su génesis de densas nebulosas de Hidrógeno; elemento representativo, que al evolucionar dio origen a otros elementos y compuestos como el Oxígeno para formar gigantescas nebulosas de vapor de agua súper-fría, gas que se esparció y ocupa zonas del VVV y/o se concentra en gigantescos témpanos de hielo-cometas, fueron y serán la esencia de la hereditaria creación cósmica, micro-orgánica y de la vida en HidroTerra.

Asimismo, es oportuno enfatizar que la única forma de vida conocida tiene su origen por la decisión, voluntad y presencia del Ser Superior, creador que conformó con tal perfeccionamiento y detalle al Hombre, que su imagen, constitución, albedrío e inteligencia es proporcional al Dios-Rey del Universo… Mientras HidroTerra se encontraba en las distintas etapas de enfriamiento, formación, reacomodo y ajuste de sus capas geológicas, almacenamiento y distribución del agua líquida, atmosférica, sólida y plasmática… a fin de que sus condiciones físicas-químicas-naturales fueran óptimas para el desarrollo de los micro-organismos espaciales y surgiese vida terrenal, la infinidad de modos existenciales, en particular el Homo Sapiens, germinaban y evolucionaban con la coordinada, correcta e integral participación de la TE (luz y calor), atmósfera ideal, agua líquida y tierra rica en minerales.

La amplia interdependencia e interrelación entre lo celestial y lo natural se convirtió y concretó en seres vivientes únicos y con un mismo origen (el elemento Hidrógeno), que según transcurría esta conjunción, proceso y cambio sui generis, cada nueva generación animal-vegetal resulta más perfeccionada, con mejores funciones y renovadas habilidades, cualidades y aptitudes. Cuando surgieron los primeros homínidos (alrededor de tres millones de años… 6.52 x 10-4 años con respecto a la antigüedad de HidroTerra) y avanzaron al actual Homo Sapiens, la proyección a futuro para conservar y enaltecer este prodigio natural-divino, sería el ascenso a Homo Universus.

Así como El Maestro Jesucristo predicó que su Padre es Espíritu (energía eterna; energía sublime) y, en la cruz, antes de su expiración exclamó: Padre en tus Manos Encomiendo mi Espíritu se reafirma que la Vida es confinamiento de la Energía, el Agua, la Materia, el Aire… La Muerte es la liberación de la Energía, el Agua, la Materia, el Aire. Este hecho bíblico acaecido hace veinte siglo corrobora que lo divino, lo espacial y lo natural comparten el mismo génesis y destino, más allá de cualquier contradicción, axioma y teoría científica o religiosa.

En concordancia con estos sucesos y máximas bíblicas-divinas se ratifica que en HidroTerra la Vida es Energía-Materia en permanente perfección. En el Universo la Vida es Energía Espiritual. La Muerte es la liberación de la Energía Espiritual-espacial (CE-Criodinámica y TE-Termodinámica). De visualizarse así se concluye: La Génesis de la Vida de humanos, animales y vegetales comenzó en el Espacio. En HidroTerra, fue en la corteza emergida (calor, luz, agua, aire, tierra). No en los océanos.


Universo e HidroTerra. Génesis de Vida.

Geología y Prehistoria.

Es importante destacar que cuando en HidroTerra la TermoEnergía predomina -como acontece en el actual Eón Fanerozoico-Era Cuaternaria-Periodo Pleistoceno-Época Holoceno-, los niveles del mar se elevan por el deshielo y licuación de los principales glaciales -Antártida, Groenlandia, Océano Ártico, Altas Montañas con Nieve Perpetua-, entonces el volumen de agua que retorna al mar se incrementa. Implica, como referencia-analogía con las estaciones terrestres, HidroTerra sale del invierno espacial para entrar a la primavera astronómica, como consecuencia de que las regiones congeladas gradualmente amplían su superficie expuesta a la TE: Luz y Calor.

En contraposición, cuando la CrioEnergía predomina en HidroTerra (Periodos Glaciales… en el última glaciación    -6.45 x 10?4 años respecto a la edad de HidroTerra- aparecieron los homínidos en regiones centrales de África, entre los que sobresal el Australopitecos, origen y ancestro del Hombre actual) los niveles de los océanos disminuyen, ya que una cantidad mayor de agua precipitada -lluvias, nevadas, granizo, neblina- queda retenido en tierra, proceso hidrológico traducido en extensas superficies hemisféricas cubiertas de gruesas capas de hielo.

Significa, en concordancia con el Astro Giro Vertical (A.G.V.  http://www.friasgroup.com/fg/es/), en esas posiciones y estaciones cósmicas HidroTerra abandona el otoño espacial y entra al invierno astronómico, posición astral donde impera la obscuridad y el frio. En ambas condiciones astronómicas extremas TE: calor (Verano) y CE. Frio (Invierno) es cuando suceden masivas extinciones de especies de fauna y flora.

De visualizarse así, la existencia y preeminencia del movimiento rector universal: AGV, HidroTerra al ingresar a periodos sumamente cálidos con devastadores fenómenos hidrometeorológicos; o bien, épocas glaciales extremadamente frias y limitada luz solar, los seres vivos colapsan ante los bruscos y prolongados cambios climáticos; sobreviviendo únicamente aquellas especies, que por su constitución física-natural resisten y se adaptan mejor a tan rigurosas condiciones, circunstancias y alteraciones ambientales.

Así, en las eras Paleozoica y Mesozoica -570 millones de años a 65 millones de años-, cuando las especies vivas estaban en formación, perfeccionamiento y expansión, acontecieron varias extinciones de animales y plantas terrestres y marinos; donde los Dinosaurios, que existieron en toda la Era Mesozoica (lapso de 245 a 65 millones años) y ser los animales dominantes en HidroTerra durante 175 millones de años, desaparecieron de la faz terrestre y entorno marino por los continuos cambios climáticos -tórridos y gélidos- asociados y producidos por el A.G.V., movimiento con duración de alrededor de 25 millones de años. Es decir, los Dinosaurios se colapsaron por los severos cambios hidrometeorológicos y No por el impacto de asteroides, cometas y aerolitos.

De aceptarse y entenderse así, tan solo en la Era Mesozoica se produjeron cinco grandes reducciones de la fauna y flora con la consiguiente evolución, renacimiento y perfección de nuevas especies. Respecto a los lagartos que poblaron prácticamente toda HidroTerra, se fueron convirtiendo en reptiles de variadas dimensiones y características, tanto herbívoros como carnívoros (se estima que existieron alrededor de 350 especies). Por ejemplo el dinosaurio herbívoro Apatosaurus pesaba 35 toneladas y median 30 metros, que al compararlo con el dinosauro carnívoro el Tyrannosaurus -longitud 14 metros y pesaba 4 toneladas-, da una idea de la disparidad de estos reptiles que deambularon y poblaron HidroTerra en la Era Mesozoica: Periodos Triásico, Jurásico y Cretácico

Si se presupone que HidroTerra surgió hace 4650 millones de años y su transición hasta los 570 millones de años (Eones Arcaico y Proterozoico), permitió a los microorganismos transportados por los icebergs espaciales encontrar contextos propicios para desarrollarse, en tierra como en los océanos se infiere que en los albores de la vida los cambios climáticos originados por el A.G.V. no tuvieron un efecto devastador. De modo que a partir del Eón Fanerozoico hasta la actualidad, antecedieron y existieron infinidad de fauna, flora, seres vivientes y humanos, los cuales al principio se caracterizaban por su semblanza burda y descomunal, pero conforme se extinguían, reciclaban, resurgían y perfeccionaban, adquirían mejores características, habilidades y apariencias.

En estas ancestrales, ilimitadas y repetitivas transformaciones generacionales de especímenes y entes de cualquier forma y constitución genética, la evolución del Australopitecos a los diferentes homínidos aconteció en un periodo de aproximadamente tres millones de años (última glaciación) hasta precisar el actual Homo Sapiens, sin duda es el proceso fehaciente de que de las sucesivas extinciones de fauna, flora y humanos, siempre renacen especies con diversificadas cualidades y características físicas-naturales. Este proceso interminable permite al Hombre adaptarse mejor a las cambiantes y variables condiciones climatológicas asociadas al A.G.V.

Entonces, a partir del Precámbrico, tiempo geológico que conjunta los Eones Arcaico, Proterozoico e involucra el periodo Pre-Arcaico, el cual se inicia desde la formación de HidroTerra hasta el Eón Arcaico, los organismos unicelulares y multicelulares provenientes del VVV, al desarrollarse en favorables ambientes terrestres, el prodigio de la vida comenzó cuando Pangea también se seccionó en los actuales continentes. Este sui generis milagro concebido y dirigido por El Ser Supremo Universal se generalizó en el Eón Fanerozoico, tiempo geológico que incluye a las eras Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica con sus correspondientes periodos y épocas hidrogeológicas.

Desde luego la máxima creación cósmica-terrenal, después de las múltiples formas y experimentos de vida en HidroTerra, siin duda es el Homo Sapiens… De cumplirse y concretarse los referentes procedimientos de evolución, perfección, reciclamiento y transformación de las especies, sería trascender y proyectarse como Homo Universus con semblanza, imagen, relación y reciprocidad plena con Dios. De cumplirse este horizonte sideral, la humanidad avanzaría al estado subliminal de energía-agua, al adquirir el fundamental status energético universal.

Ante esta posibilidad, es oportuno comentar que el Antiguo y Nuevo Testamento no existen referencias o pasajes bíblicos de las formas de vida prehistóricas ni de pasadas extinciones… Sólo que el Universo al ser creación divina queda implícito cualquier hecho espacial-terrestre, sin importar el tiempo y/o la era geológica con sus respectivos procesos evolutivos y de perfeccionamiento. La germinaron y mutación de los homínidos en el actual Homo Sapiens no requiere mención bíblica, pues indirectamente se consideran en los sucesos del tiempo Precámbrico.

Aquí es congruente destacar que el tiempo como lo concibe y define el Hombre no existe ni es referencia en el Universo y la Naturaleza. Si HidroTerra apareció hace 4650 millones de años sólo es un dato humano no cósmico. Significa, al quedar supeditadas las transformaciones de la fauna, flora y humanos al A.G.V. con sus inherentes cambios ambientales y climáticos, es posible afirmar que la trascendencia a Homo Universus quedaría supeditada a la eventual extinción humana, pues los prolongados periodos calurosos y glaciales con sus torrenciales lluvias  y extensas inundaciones, eliminarían aquellas seres que no resisten o no puedan adaptarse a tan rigurosos climas.

El otro riesgo a la permanencia u ocaso de la humanidad es la hegemonía y/o sometimiento entre sociedades y naciones. En el supuesto de estallar un nuevo y catastrófico conflicto mundial y el uso de armas de destrucción masiva, las posibilidades de que la humanidad avance a estratos superiores energéticos son mínimas. Esta situación acortaría la estancia del Hombre en el Planeta Azul, sin la incidencia de las progresivas alteraciones y cambios climáticos derivados del A.G.V.… Por lo que las cíclicas extinciones naturales, que en otros tiempos geológicos eliminaron especies completas como los Dinosauros, en la actualidad por la desmedida ambición humana y el continuo deterioro terrestre, el Homo Sapiens podría fenecer y no avanzar hacia Homo Universus.

Al tener como referencia el génesis de vida durante los Eones Arcaico y Proterozoico -periodo de 3230 millones de años-, donde los microorganismos transportados por cometas-icebergs, asteroides y meteoritos provenientes del VVV, al colisionar con HidroTerra fueron los entes incipientes pero esenciales del orígenes de vida terrestre.

… Transcurridas múltiples combinaciones, correcciones, experimentos, ampliaciones y cambios físico-naturales, surgieron las remotas formas de existencia, que durante el Eón Fanerozoico gradualmente evolucionaron, se perfeccionaron y diversificaron en especies mejor constituidas, hasta que este procedimiento geológico, encontró la proporción exacta de energía, agua y materia; elementos y substancias que al optimizarse en el Homo Sapiens, permite imaginar la omnisciencia y poder divino en la creación del Universo y la génesis de vida en HidroTerra.

México, D.F. Julio de 2019

Manuel Frias Alcaraz


www.blog.friasgroup.com

manuel.frias@mexicotm.com

México, D.F. Abril de 2019

© Documentos, planos, programas y figuras de México Tercer Milenio (nacionales e internacionales) están registrados y protegidos ante Derecho de Autor.


Acerca de este Artículo