Proyecto de País México Tercer Milenio

México Independiente Previo a los Conflictos de Poder del Siglo XIX Entre Conservadores y Liberales

Sólo con un fundamento-objetivo de nación de amplia visión que signifique e implique una directriz de desarrollo y responsabilidad compartida, será factible coordinar voluntades y conjuntar esfuerzos entre los sectores oficial, privado, social y medios de comunicación para construir un México moderno y equitativo Con renovados y bien definidos planteamientos de largo alcance, trabajo constructivo y actividades productivas, las convulsiones que abruman-preocupan a México se superaran y solucionaran en definitiva.

A continuación se expone síntesis del Proyecto de País México Tercer Milenio, conceptuado-planificado-elaborado a partir de 1990 (se presenta el plano original) y, en la actualidad, lo forman más de setenta grandes y rentables obras de infraestructura básica de multifunciones para solucionar a fondo y a largo plazo el suministro y la demanda de agua, energía, comunicaciones y alimentos. Además, la prioridad es construir un país que enaltezca su historia, unifique su presente y fortalezca-asegure su futuro, conforme a una ideología de identidad propia que tenga preeminencia respecto a formas ajnas de pensar y vivir.

P r o y e c t o  d e  P a í s  M é x i c o  T e r c e r  M i l e n i o

 Complejos de Desarrollo. Regiones Preferenciales de Inversión.

Propuesta. El concepto se establece en la necesidad de contar con un amplio, viable y secuencial programa nacional de desarrollo, con metas, acciones, aspiraciones, finalidades y planes a corto, mediano y largo plazos claros y perfectamente definidos, que permitan a la República Mexicana reasumir y reactivar su crecimiento con mejores oportunidades de progreso para los actuales y futuros mexicanos.

Planteamiento. Los diversos proyectos y obras de infraestructura básica que lo integran están planificados para finalidades y usos múltiples, con criterios y normas de optimización de riquezas naturales y recursos económicos-financieros. Por sus fundamentos y planes secuenciales de amplia visión, representa un dinámico programa para ordenar, distribuir y descentralizar las actividades y la vida nacional, lo cual facilitará disminuir y controlar la excesiva presión poblacional, urbana e industrial en las principales ciudades del Altiplano y, simultáneamente, impulsar regiones preferenciales de inversión y desarrollo.

Fundamento. Es un extenso, versátil y bien definido programa de obra pública que asegura proyectos rentables y de calidad para reactivar y reciclar la economía conforme a trabajos productivos y actividades constructivas en lugar del excesivo gasto burocrático-administrativo, especulativo, político y social. Es decir, al canalizarse parte importante de la inversión pública y privada a obras de alta eficiencia y participación se podrán formar los funcionales y modernos Complejos de Desarrollo del Pacífico Noroeste, Pacífico Occidental, Pacífico Sur, Golfo Norte, Golfo Centro y Sureste, donde además de quedar plenamente garantizado el agua, la energía, los alimentos y enlazados con rápidas vías de comunicación, la correcta localización y competitivas ventajas de cada Complejo de Desarrollo, ofrecerán una alternativa real y atractiva de residencia y prosperidad a los mexicanos de hoy y de siempre.

Objetivo. Al crearse -o bien impulsarse- en estas zonas estratégicas de inversión y desarrollo nuevos centros urbanos, industriales, comerciales y energéticos (refinerías, centrales termoeléctricas y plantas petroquímicas de máxima capacidad técnica-económica) presas de multifunciones (suministro de agua, producción de electricidad, riego, control de inundaciones, turismo, navegación, piscicultura…), sistemas y vías de comunicación (trenes eléctricos de alta velocidad y suspensión o levitación magnética, autopistas, canales de navegación, puertos, aeropuertos), grandes distritos agropecuarios y acuícolas, podrá restablecerse el equilibrio natural, especialmente en las áreas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca, Tijuana y en las regiones El Bajío y La Laguna, ante el riesgo de daño e inclusive ruina. Esta prognosis-tendencia ya se inició en el área metropolitana del Valle de México.

Inversión. Las diferentes obras de infraestructura básica están conceptuadas, planificadas y elaboradas con altos índices energéticos, económicos, técnicos y de participación integral, a fin de asegurar un progresivo, atractivo y redituable negocio al país, al inversionista y a la sociedad. Al conjuntarse acciones y programas públicos y privados conforme a una misma meta y dar preferencia al trabajo y las actividades productivas se crearán infinidad de empleos útiles, se multiplicará el patrimonio nacional, se mejorará la distribución de la riqueza y la recaudación de impuestos…, al fortalecer, reactivar y reciclar la economía mediante procesos y construcciones de elevado valor agregado. Así, al relegar la idolatría monetaria, dejar de intercambiar valiosos recursos por divisas de papel y quedar la economía al servicio de la nación, México tendrá amplias posibilidades de restablecer su dignidad-prestigio y lograr un progreso compartido.

El amplio y bien conceptuado Proyecto de País México Tercer Milenio (www.mexicotm.com), apoyado en una nueva visión y mentalidad, facilitará la consecución de una moderna y vigorosa República. Al mismo tiempo, garantizará que la economía se diversifique y expanda, sea creativa y proporcional, se aprovechen racionalmente las riquezas naturales y se constituya una convivencia de prosperidad y trabajo.

Así, al coordinarse acciones generales y conciliar propósitos correctamente definidos-consensuados entre los sectores de gobierno, político, privado, social, medios de comunicación, profesionistas, académicos, insurgentes, manifestantes, narcotraficantes… los conceptos, planes, programas y obras de infraestructura que forman este estratégico y esencial proyecto de país, instaurarán las bases a fin de que México alcance su inaplazable y pleno desarrollo y, en consecuencia, afronte con entereza los desafíos actuales y futuros.

Ante este anhelo de cambio, renovación y progreso nacional se propone la institución Consejo México Tercer Milenio, el cual se integraría con representantes-líderes de los distintos sectores público, privado y social, donde sus funciones y objetivos serán el resurgimiento de un reformado, dinámico y futurista país, sustentado en lo más valiosos e insustituible que disponemos los mexicanos: Identidad y Territorio.

México, D.F. Actualizado a Enero de 2009


Acerca

Categorias