Proyecto Multinacional JJCA. Biblia. Comentarios y Precisiones

Proyecto Multinacional Noah-Jehová-Jesucristo-Alá (JJCA)

Naciones: Rusia, Kazakstán, Uzbekistán, Irán, Iraq, Siria, Jordania, Arabia Saudita, Líbano, Palestina e Israel.

 Biblia. Comentarios

En la Biblia-Antiguo Testamento (de 2000 a 0 años antes del nacimiento de Jesucristo) se especifica que el Pueblo Judío es el señalado y escogido por Dios para tener el lugar preeminente en el planeta y habitar la región de Canaán-Palestina-Tierra Prometida-Tierra Santa -ubicada en Asia sur-occidental-, hoy conocida como Oriente Medio.

Como es creíble que el Pueblo Judío tenga este destino y misión divina, cuando en las reseñas bíblicas, redactadas y escritas por sus Profetas -de acuerdo a objetivos, conveniencias y metas propias- se asegura un status superior a cualquier otro pueblo o sociedad, si en casi todo el Antiguo Testamento -desde Abraham (Padre de Los Hebreos-Israelitas-Judaísmo), Isaac, Ismael (Padre de Los Árabes-Mahometanos-Islam), Jacob-Israel, Josue, Moisés, Saúl, Samuel, David, Daniel, Salomón…- se enuncian adulterios, uniones entre familiares (incesto), confabulaciones, avaricias, envidias, rencores, desprecio a otros pueblos, en evidente contradicción a la Palabra de Dios expresada, promovida y difundida a través de su Hijo Jesús: Amor, Respeto, Humildad, Fe, Paz, Esperanza.

Por ejemplo, Josue hijo de Jacob-Israel y Raquel, emigró a Egipto y ascendió como Consejero del Faraón al pronosticar siete años de abundancia y siete años de escasez. Este hecho propició que toda su familia, incluido su Padre Jacob, se trasladaran a Egipto. Es decir, en este fundamental pasaje del Antiguo Testamento, el éxodo que condujo Moisés para liberar de la esclavitud al Pueblo Judío, sólo se integraba por familiares y descendientes de Jacob.

De existir las auténticas y originales Sagradas Escrituras: ¿En dónde se ubican o resguardan?, pues las que afirman que Israel es la Nación Teológica y Los Judíos el Pueblo Elegido, al ser redactadas y escritas por ancestros y diversos Profetas, Patriarcas, Líderes Religiosos (Sanedrín, Fariseos…), Reyes, Escribanos, no coinciden en lo absoluto con la Palabra y el Mensaje de Dios trasmitido a la Humanidad por Jesús de Nazaret.

Asimismo, pasajes como el éxodo de Egipto a la Tierra Prometida -según la trayectoria indicada por Moisés a partir de Gosén (delta del río Nilo) y/o de Ramses al Monte Sinaí y Jeruealén- en ningún momento se cruza el Mar Rojo, sino la planicie desértica-marisma-laguna somera que divide a Egipto de la Península Sinaí (en la actualidad la margen oriental del Canal de Suez). Existen otras reseñas discordantes, como que los gritos-ecos de combatientes judíos derrumbaron las murallas de Jericó; excesivos sacrificios de corderos ofrecidos a Dios; interminables humillaciones, desprecios y conflictos con pueblos vecinos de la región Palestina (hoy continúan por el control y posesión de la asediada y disputada ciudad de Jerusalem)…

Por lo anterior se inferir que el Antiguo Testamento se adecuó a la voluntad del Sanedrín, Profetas y Líderes del Pueblo Judío para denostar, sojuzgar, descalificar y reprimir a la religión instaurada en HidroTerra por Jesucristo: El Cristianismo. Aunado a menospreciar y negar el hecho divino-histórico de que Jesús es El Mesías, El Cristo, El Hijo de Dios.

También en el Nuevo Testamento -evangelios escritos por los Discípulos de Jesús Lucas, Mateo, Marcos y Juan, periodo de 0 a 60 años DC- no se explica el destino de la Virgen María, su esposo José y María Magdalena, la única Mujer-Apóstol, después de la crucifixión y muerte de Jesucristo ejecutada por la Autoridad Romana a insistencia y exigencia del Consejo Supremo Judío.

Tan trascendente hecho bíblico derivado de la animadversión, menosprecio, envidia y lapidación del pueblo judío -que acusó injustamente a Jesús de blasfemia- y exigió su muerte-crucifixión  en forma incoherente, irracional y violenta por el Sumo Sacerdote Caifás y aprobada -contra su voluntad- por el Cónsul Poncio Pilatos, no aclara ni define que aconteció con su Madre, la Virgen María y su discípula María Magdalena, después de que el Hijo de Dios resucitara al tercer día de ocurrida su crucifixión.

Las dos únicas y más representativas mujeres que enuncia la Biblia previa a la muerte de Jesús no se vuelven a mencionar en el Nuevo Testamento después de su muerte física y el retorno a la tierra y el ascenso a  los cielos de Jesús como la energía universal más pura, sublime y divina.

Ante dichas discrepancias, contradicciones y supuestas hegemonías, amemos y respetemos siempre a la Santísima Trinidad, simbolizada por Dios en tres omnisciencias divinidades: Dios-Padre, Dios-Hijo (Jesucristo) y Dios-Espíritu Santo sobre cualquier interés y duda…

En blog.friasgroup.com/2013/01/14/proyecto-noah-jjca-proyecto-mar-caspio-mar-aral-mar-muerto/ se presenta el amplio, necesario y conveniente Proyecto Noah-JJCA. Mar Caspio-Mar Aral-Mar Muerto, conceptuado, planificado y elaborado para contribuir a instaurar una auténtica y duradera paz en Oriente Medio-Tierra Santa.

Manuel Frias Alcaraz

México, D.F. Abril de 2016

manuel.frias@mexicotm.com


Biblia. Precisiones y Recomendaciones.

Jesucristo. Adolescencia y Juventud (9 a los 29 años).

Durante el origen y expansión de la República de Roma (periodo histórico de 482 años: 509 AC a 27 AC), comenzó todo un proceso de cambios culturales y de formas de gobierno que continúan en la actualidad. Al transformarse en Imperio Romano con duración de 503 años: 27 AC a 476 DC, representó una amplia era de influencia política-económica y control militar de Roma en el Mundo Antiguo (cuenca del Mar Mediterráneo). En su máxima extensión (117 DC), este poderoso imperio comprendía del Océano Atlántico-Península Ibérica al Mar Caspio y del  Mar Rojo al Golfo Pérsico -rumbo oeste al este-. Del desierto del Sahara -norte de África- a los ríos Rin y Danubio -centro y sur de Europa-, además de la zona centro-sur de las Islas Británicas.

La superficie máxima del Imperio Romano se estimaba en siete millones de kilómetros cuadrados y su permanencia fue de un milenio… En tan especial época histórica, nació, vivió, predicó, murió crucificado y resucitó al tercer día el más grande e irrepetible ser humano de todos los tiempos: Jesús de Nazaret.

En el año cero de la Era Cristiana, durante el gobierno del Emperador César Augusto (27 AC al 14 DC), nació en Belén, Judea (7 km al sur de Jerusalén) el  Hijo de Dios. Según los evangelios, fundamentos de la Biblia-Nuevo Testamento: Lucas, Marcos, Mateo y Juan, sus Padres Terrenales -Virgen María y San José-, emigraron al norte de Egipto. Transcurridos algunos años, la Familia Sagrada retornó a Nazaret, Galilea, ubicado a 103 km al norte de Jerusalén. Es decir a partir de que Jesús tenía alrededor de 9 años y hasta los 29 años (adolescencia y juventud) en la Biblia-Nuevo Testamento No se menciona absolutamente nada de tan importante época de su vida. Los evangelios oficiales retoman la narración cuando elige a sus doce apóstoles e inicia sus actividades públicas para predicar la palabra de Dios. Concluyen con la crucifixión-resurrección de Jesús a la edad de 33 años.

Estos sucesos bíblicos fueron durante el régimen del Emperador Julio César Tiberio (14 DC a 37 DC)… Es posible que en los 20 años sin crónicas ni evidencias, el Maestro Jesucristo recorriera y predicara por toda la región hoy conocida como Oriente Medio-Tierra Santa (12% de la superficie del otrora Imperio Romano).

Por lo que de acuerdo a los Evangelios, los apóstoles-discípulos de Jesús fundamentan y reseñan su existencia a partir de los 30 años y simbolizan el mayor contenido del Nuevo Testamento. En ningún pasaje y/o versículo se menciona la adolescencia y juventud del Maestro Jesucristo. Implica, este lapso de la vida del Hijo de Dios en Tierra Santa es un completo misterio… Después de 20 siglos (cien generaciones), no existen testimonios, inscripciones ni documentos o vestigios arqueológicos que permitan dilucidar esa época de Jesús de Nazaret.

Aún cuando no se tienen profecías, reseñas o incluso leyendas en el Nuevo Testamento de los 9 años a los 29 años del Maestro Jesucristo, es posible inferir la estancia conforme a las condiciones prevalecientes de esa época en Tierra Prometida-Tierra Santa y las limitaciones territoriales y circunstancias políticas impuestas por las Autoridades Romanas.

Ante esta perspectiva, la existencia inédita del Maestro Jesucristo, es muy factible que se desarrollara en un radio máximo de 500 km, considerándose como centro de gravedad al poblado de Nazaret. De aceptarse esta visión, Jesús visitó y recorrió en su adolescencia y juventud los territorios de Palestina (Galilea, Samaria, Judea…), sur de Asia Menor-Turquía, Líbano, Siria (Río Éufrates-Babilonia-Mesopotamia), así como regiones del norte de Egipto y la Península Arábiga, a fin de predicar, enseñar y explicar mediante parábolas la Palabra de Dios…

Es importante precisar, que con insistencia el Maestro Jesucristo en sus exposiciones públicas y con los apóstoles, expuso: Mi Padre Celestial  es espíritu no carne. Es decir Dios no es materia ni presencia física. Asimismo, enfatizó: El Hombre no sólo vive de pan; sino esencialmente de la Palabra de Dios. Al reflexionar en estos sui generis y concluyentes conceptos y pensamientos, se infiere que la omnisciencia y omnipresencia del Altísimo es TermoEnergía (luz y calor) en su más pura y envolvente manifestación; energía que concentra y cubre de luminosidad toda existencia y materia universal.

De visualizarse así y al considerar: Dios es el Universo y el Universo es Dios, aunado a que el contenido cósmico es el alma celestial y la materia es su transformación tangible, es factible afirmar: La Energía como Dios está por doquier, en todas formas de calor, luz, poder y en cualquier ámbito terrenal y celeste. De acuerdo a estas condiciones, presencias y funciones subliminales, el Reino de Dios-Padre,  Dios-Hijo (Jesucristo) y Dios-Espíritu Santo se ubica en cada estrella del vasto e inconmensurable Firmamento; donde las estrellas, al tener sus propios sistemas planetarios, es factible afirmar que existe un planeta y/o satélite habitable, conforme a la reciprocidad e interrelación cósmica.

De modo que cuando Jesús invoca: Mi Padre está en los Cielos, es muy probable que se refiera como residencia divina al Sol, pues esta estrella es la fuente fundamental de vida en el Planeta HidroTerra. Entonces el paraíso y la residencia de la Santísima Trinidad es precisamente el Astro Rey, el cual se localiza a 150 millones de kilómetros de HidroTerra. De ninguna manera la residencia solar es ficción o ilusión. El Sol simboliza la TermoEnergía en su máxima exposición y expresión. Para fines de la humanidad, su luminosidad, radiación y candencia es interminable como es la omnipresencia y el poder absoluto e integral de Dios. De ahí que en cualquier estrella-sol se encuentra un planeta y/o satélite con las condiciones favorables para la vida -tal vez- análogas a HidroTerra.

Al discurrir en las explicaciones de Jesús mediante parábolas a sus apóstoles y seguidores, en las cuales siempre afirmó que el Reino de Dios queda allende de los límites terrestres, en cielos destellante de luz y pletóricos de calor, sin duda se refería al Astro Rey. Como complemento en los evangelios se describe a Dios Padre-Estrella de Belén como el cuerpo espacial para indicar el lugar del nacimiento del Niño-Jesús y guiar a los feligreses y Reyes de Oriente a conocer y adorar al Hijo de Dios. También el Todopoderoso emplea el poder de la TermoEnergía para castigar y destruir aquellas poblaciones y ciudades inmersas en la perversidad e inmundicia como ocurrió con la devastación de Sodoma y Gomorra a través de lluvia de meteoritos, crónica bíblica acaecida hace 3900 años (1900 AC).

Es necesario destacar que por su sabiduría, bondad, predicación, milagros y enseñanzas en las inmediaciones y dentro de la conflictiva ciudad de Jerusalén, Judea, el Poder Judío-Sanedrín -cuestionando su Doctrina, Prodigios y Palabra Divina-, lo acusó de Blasfemia y Sentenció a Muerte. La Crucifixión fue ejecutada por la Autoridad Romana…

El Judaísmo siempre recurre y aprovecha a otros pueblos y sociedades para concretar sus objetivos y alcanzar sus metas…

En conclusión:

El máximo suceso histórico y el inigualable prodigio celestial de Jesucristo: Al Tercer Día Resucitó y Ascendió a los Cielos como energía lumínica, incólume, traslucida, inmaculada de excelsa concentración y expresión.

La Frase esencial de Jesús, El Hijo de Dios: Mi Reino No es de este Mundo… Mi Reino No Tiene Fin.


Ante estas consideraciones y precisiones bíblicas, resulta oportuno y conveniente consensuar la consecución y acordar la construcción del necesario y recomendable Proyecto Noah-JJCA. Mar Caspio-Mar Aral-Mar Muerto (blog.friasgroup.com/2013/01/14/proyecto-noah-jjca-proyecto-mar-caspio-mar-aral-mar-muerto/). Conceptuado, planificado y elaborado para establecer una auténtica paz y desarrollo compartido en Oriente Medio-Tierra Santa, permitiría conjuntar acciones, planes y programas de cooperación y prosperidad entre naciones y pueblos históricamente en conflicto. Además contribuiría a evitar una catastrófica guerra mundial, contingencia que comprometería la trascendencia y posteridad de la humanidad…

Manuel Frias Alcaraz

México, D.F. Julio de 2018


Acerca de este Artículo