Sistemas y Conformaciones Volcánicos

Volcanes Convencionales. Superficiales y Submarinos

Al considerar que en el Universo y la Naturaleza todo tiene un origen común y, en consecuencia una misma relación, equidad, similitud y proporción se infiere que la correlación y coordinación de las energías supremas Crio-Energía (CE fría y obscura) con una cobertura cósmica de 70% y Termo-Energía (TE calor y luz) con el 30% complementario, definen la esencia de la transmisión-distribución energética en cualquier espacio, región y sitio cósmico o terrestre. Entonces, el objetivo central será definir la forma de cómo los volcanes superficiales y submarinos funcionan, aunado a transformar su vasto potencial interior energético en limpia electricidad, de forma similar como acontece con la generación, transmisión y distribución de las Energías CE y TE en el Universo.

Al considerar que la figura geométrica rectora del firmamento es el circulo-esfera, es posible inferir que cualquier objeto-cuerpo celeste, evolución y manifestación astronómica, así como el ser humano, los organismos orgánicos e inorgánicos, lo material e inmaterial, sin importar las dimensiones, la estructuración y el contenido energético, están integradas por infinidad de minúsculas burbujas-glóbulos visibles e invisibles, generadas por las variaciones del binomio presión-temperatura -sean de procedencia interna o externa de los cuerpos espaciales o terrestres- que actúan sobre todo contenido material. Implica, los núcleos, átomos, electrones, protones, neutrones y sub-partículas atómicas con sus respectivas características, condiciones y campos energéticos-magnéticos se mueven, desplazan, giran, convierten y perfeccionan conforme a los principios de la Cavitación Circular-Implosión Concéntrica (CC-IC), produciéndose en cualquier proceso cósmico-natural el binomio implosión-explosión.

Esta aseveración no es ninguna contradicción, suposición o quimera. El recorrido de objetos y cuerpos espaciales, de núcleos-átomos y partículas o fotones energéticos (fríos o candentes) es motivado por las oscilaciones de presión y temperatura que se ejercen sobre su contorno o en las inmediaciones de sus áreas de influencia. Por el efecto de dichas variaciones, de alteraciones de temperatura y sub-presiones asociadas, se forman vórtices y un sinnúmero de minúsculas esferas energizadas, las cuales al ser succionadas por los giros circulares-espirales de remolinos-bobinas naturales se originan implosiones concéntricas, liberándose ingentes, continuas e interminables cantidades de energía. Este fenómeno físico se traduce en giros y desplazamientos de cuerpos celestes y átomos.

En las profundidades de una cámara o chimenea volcánica, las altas temperaturas emanadas del núcleo-centro-sol interno de la Tierra, convertidas en oscilaciones u ondas de calor; que al interactuar en los límites de la Astenósfera-Manto Superior, se producen sub-presiones lo cual genera infinidad de burbujas de roca fundida, de vapor de agua, de gases minerales e hidrocarburos. Por la elevada temperatura del recóndito material magmático y el requerimiento de exhalar el calor excedente de las profundidades terrestres, emanan por las fisuras, grietas, calderas y chimeneas, diversos gases, material  incandescente y cenizas entremezcladas con vapores volcánicos.

Cuando la acumulación de lava ascendente del núcleo-sol terrestre es excesiva y la cavitación interna concéntrica genera vórtices-remolinos en la Astenósfera y, por consiguiente, infinidad de esferas de roca fundida, de vapor de agua mineralizada e hidrocarburos, conforme asciende a la superficie la temperatura disminuye y la presión aumenta, esta mezcla volcánica explota por el repentino cambio del binomio presión-temperatura, dispersándose simultáneamente sobre el cráter infinidad de esferas intercaladas en el magma; lo cual, además por el poder intrínseco de las burbujas, surgen destellos, truenos y rayos al liberase la energía confinada en cada esfera.

De entenderse así, es factible afirmar que los movimientos circulares y espirales presentes en el Universo y en la Naturaleza se reproducen como vórtices ascendentes en las entrañas de la Tierra, los cuales al manifestarse en frecuentes desprendimientos de lava líquida del núcleo, este material sale por fisuras, grietas, calderas y chimeneas volcánicas; que en épocas geológicas antiguas, formaron la corteza terrestre -litósfera submarina y superficial-. Por consiguiente, el enfriamiento progresivo del sol interno terrestre -proceso para alcanzar un equilibrio ideal térmico- y la reducción de emanación de magma, permiten prever que el planeta gradualmente tiende a su perfección climática, donde la actividad volcánica en una futura era geológica será casi imperceptible.

Así, al estar cualquier fenómeno cósmico, terrestre y natural interrelacionado e interdependiente, con el mismo origen de binomio temperatura-presión traducido en CC-IC, donde la energía confinada en las esferas del material o las substancias que las forman: agua, roca fundida, minerales, hidrocarburos…, todos estos elementos en estado gaseoso, es liberada por la implosión-aplastamiento de estas pequeñas burbujas pero con poderosa energía interna, al variar y restablecerse la presión y/o temperatura instantáneamente en el entorno. Es decir, este permanente ciclo energético, al evidenciarse en los volcanes activos y semi-activos es interminable, exteriorizándose como fumarolas, manantiales hidrotermales, erupciones, cenizas, sismicidad local…

De modo que las espectaculares erupciones de volcanes superficiales, submarinos y subterráneos con la expulsión de material ardiente, emanación de gases con minerales (azufre, magnesio, potasio, vanadio, arsénico, fierro, carbón, calcio…) y vapor de agua, cenizas, truenos, destellos y descargas eléctricas en las inmediaciones y encima del cráter, se deben primordialmente a las burbujas-esferas formadas de roca líquida y del agua proveniente de acuíferos, lagos, mar e infiltrada por lluvia, nieve y granizo; que al quedar inmersas en el magma y ascender por los ductos y chimeneas se presenta la impresionante e repentina implosión por el cambio del binomio presión-temperatura interno y por la interacción con las condiciones atmosféricas externas.

De aceptarse y visualizarse tan original fenómeno cósmico-natural reproducido en el interior de la Tierra, facilitará comprender cómo funciona cualquier volcán, yacimiento termodinámico y de hidrocarburos, donde la actividad se rige por las diferenciaciones correctamente sincronizadas de las altas temperatura del núcleo y magma con las bajas y negativas presiones del entrono interior, controladas y transformadas por la CC-IC. Desde luego estas coordinaciones físicas-químicas-naturales están supeditadas y reguladas por las energías rectoras Termodinámica -a partir del sol interno terrestre hasta la Astenósfera-Manto Superior- y por la Crio-Energía presente en la litósfera, la cual modera y reduce la elevada temperatura endógena de los materiales, gases y substancias que ascienden hacia la superficie, a fin de evitar que el calor sea excesivo y represente un riesgo para la vida terrenal.

De acuerdo a la correlación de las energías universales, Crio-Energía y Termo-Energía, con su presencia, reproducción y coordinación en el interior de todo astro sólido-rocoso, liberándose el calor, los gases -vapor de agua, metano, sulfuro y de varios metales…- por las fisuras, fracturas y respiraderos de la corteza, se afirma:

1.    En la Tierra los volcanes submarinos, superficiales, subterráneos y rasantes cumplen plenamente con las funciones, conceptos, controles y conversiones de los binomios implosión-explosión y temperatura-presión.

2.    Aún cuando la Crio-Energía gobierna y ocupa alrededor del 70% del Universo y es el origen de todo lo visible e invisible del firmamento, es la Termo-Energía representada por los cuerpos y objetos brillantes y candentes, la esencia y evolución de la actividad volcánica, originada a partir del sol-núcleo interno terrestre.

3.    Las candentes y elevadas temperaturas del núcleo provocan que las presiones internas y en su inmediaciones sean bajas (sub-presión), fenómeno térmico que involucra la permanente presencia de la cavitación confinada, convertida en este caso especial, en esferas de alto poder energético diseminadas en el magma.

4.    De manera gradual, la Tierra pierde su voluminosa densidad y masa interior debido a la actividad volcánica continua, pues desde el surgimiento del sistema solar y la conformación de los planetas rocosos y gaseosos, el magma expulsado formó diversas placas tectónicas continentales e islas, originándose la corteza terrestre-litósfera marcada con infinidad de fracturas y fisuras por donde aún sigue fluyendo lava y vapores volcánicos.

5.    En consecuencia, este fenómeno físico-natural que se inició hace 4600 millones de años como una gigantesca esfera de fuego simbolizada por la Tierra, al enfriarse paulatinamente por la presencia y acción de la Crio-Energía espacial y quedar inmerso el núcleo en el centro terrestre por debajo del Manto Superior y de la corteza submarina y emergida, hoy continua incandescente y reduciendo todavía más su tamaño por la emanación hacia la superficie de roca líquida sobresaturada de esferas de material y vapores volcánicos.

6.    Este proceso geodinámico y termodinámico de la Tierra, permite visualizar la forma en que el Universo y la Naturaleza se encuentran en constante transformación y perfección, donde la alta incandescencia del sol interior terrestre se desprende como calor, material mineralizado fundido, interminables burbujas de lava, agua, gas metano, elementos inorgánicos… todos estos compuestos y substancias combinados e inmersos en el magma por la rectora presencia de la cavitación y posterior implosión volcánica; que por la instantánea interacción de las presiones internas y externas, las esferas intercaladas de alto poder energético explotan.

7.    Entonces, la roca fundida al ascender hacia la superficie marina o terrestre con infinidad de burbujas de lava, agua, minerales, metano… se aplastan casi de manera repentina por el reequilibrio de la presión y expulsan ingentes cantidades de energía calorífica procedente del magma, de vapores de agua de minerales y metano.

8.    Al depender la actividad volcánica de las implosiones-explosiones del esférico núcleo terrestre y según sean los desprendimientos de roca líquida y el trayecto de los escurrimientos hacia los contactos de las placas tectónicas, ubicación de las grietas, chimeneas y calderas, las erupciones volcánicas quedan supeditadas a estas variables, las cuales pueden ser emanaciones de vapores y cantidades reducidas de material incandescente, hasta espectaculares y devastadoras implosiones-explosiones con gran vertido de lava.

9.    En los volcanes submarinos, la expulsión de lava y de gases es menor debido a la acción de la Crio-Energía de la litósfera, lo cual disminuye la temperatura del magma y, en ocasiones, el material incandescente al enfriarse forman islas. Desde luego los volcanes activos marinos, pueden generar tsunamis devastadores, de grandes dimensiones que afectan litorales relativamente próximos y distantes a cientos de kilómetros.

10.    La efervescencia interna volcánica y la actividad eruptiva externa manifestada con gases, magma, truenos y rayos sobre los cráteres-calderas, crean un espectáculo impresionante, desde el origen mismo de la Tierra hasta la continua formación de las diferentes capas de la corteza submarina y emergida… Al reflexionar que tan especial fenómeno físico-naturales tiene su esencia en los binomios universales presión-temperatura e implosión-explosión, los cuales concentran la materia energética en el interior y la dispersan en el exterior, permiten asegurar que tan especial acontecimiento terrestre está relacionado a cualquier expresión cósmica.

Con base a la interdependencia que origina la actividad volcánica en todos los astros sólidos-rocosos -como el Planeta Tierra- y su interrelación con el núcleo-sol interno, lo cual en cada emanación de lava disminuye su masa y diámetro, hasta que finalmente pierda la incandescencia y, por lo tanto, la efervescencia. Esta condición termina con las funciones internas del binomio presión-temperatura y las actividades de implosión, exhalación de gases, magma, centellas y rayos sobre el cráter-caldera, sea un volcán subterráneo o cono exterior. Al concluir dicho proceso, toda la corteza gradualmente se enfría, alterándose para siempre la interacción termo-geológica.

Por supuesto, estos cambios de estados físico-naturales repercuten -de existir- en cualquier hábitat y vestigio de vida, pues el calor interno planetario al interactuar con las capas menos candentes y frias de la litósfera, mantiene condiciones favorables para la existencia y desarrollo de los seres vivos. A pesar de que es un proceso geológico a largo plazo (millones de años), los efectos de la disminución en la actividad volcánica se traducen en ambientes estables y en plena armonía con el medioambiente. Pero según transcurren los periodos de estabilidad y perfeccionamiento natural, se inicia el decaimiento de los astros rocosos hasta que se vuelven inertes.

Al considerar que el Universo es un gigantesco ente indivisible e interdependiente permite imaginar una tendencia de equilibrio volcánico, donde la coordinación e interminable variación de las presiones y temperaturas en el Manto Superior-Astenosfera de la Tierra, al producir esferas de roca líquida, de vapor de agua mineralizada, de gas metano… diseminadas e intercaladas en el magma y en el ámbito interior volcánico; burbujas que al ascender hacia la superficie terrestre se generan los fenómenos de implosión y explosión simultánea, liberándose enormes cantidades de energía térmica y gases, da una idea de lo significativo que representa los volcanes activos superficiales y submarinos para aprovechar su vasto potencial para convertirlo en abundante electricidad.

Es importante reiterar que Lo anterior no son supuestos o deducciones sin fundamento ni reflexiones a priori o contradictorias. Al regir el binomio presión-temperatura los movimientos universales de rotación, traslación, precesión y vertical, mediante la CC-IC se concluye que esta dualidad está omnipresente en todo contenido cósmico y natural. En la actividad volcánica es la esencia de contenidos y desplazamientos de la masa magmática con la consecuente emisión de cenizas y gases de agua, metano y minerales vaporizados, así como la forma de interacción interna (formación de infinidad burbujas) y externa (aplastamiento y estallido simultáneo de esferas de esos materiales) y en ocasiones con derramamiento de lava y de otros materiales a elevadas temperaturas.

Los estratégicos yacimientos volcánicos, al visualizarse como un valioso obsequio de la Naturaleza, deben ser cabal e íntegramente aprovechados para generar abundante y limpia energía eléctrica para desplazar y ahorrar grandes volúmenes de hidrocarburos, carbón mineral y uranio –recursos que cada vez aumenta su consumo en la industria eléctrica-, producir nutritivos alimentos (frutas, verduras, hortalizas) en invernaderos hidropónicos con el vapor de agua condensado rico en minerales para incrementar la disponibilidad de víveres y crear remunerativas fuentes de empleo. De acuerdo a esta moderna perspectiva de desarrollo, la energía volcánica adquirirá el sitio preferencial que le corresponde en el ámbito de fuentes alternas e innovadoras de alta producción y participación

De acuerdo a lo expuesto, los Proyecto Volcánicos simbolizan una auténtica y atractiva alternativa de progreso y desarrollo energético para aquellos países y regiones que cuentan con volcanes activos y semi-activos (superficiales, subterráneos y submarinos), objetivo de alto significado y trascendencia que permitirá valorar y visualizar a estos estratégicos yacimientos energéticos y desfogues térmicos terrestre, como modernas fuentes alternas de energía de elevada y confiable producción De ninguna manera los volcanes deben considerarse un peligro… Con inteligencia, creatividad, audacia y visión se utilizará su inacabable y constante energía endógena.

Sin duda, existen volcanes activos difíciles de aprovechar, pues su efervescencia, ubicación y características geodinámicas lo impiden. En estas circunstancias su valioso potencial energético queda de reserva para emplearse a futuro; pero en la mayoría de los volcanes en actividad, resulta muy conveniente y congruente extraer la estratégica energía endógena (calor y vapor de agua a altas temperaturas y presiones) a través de pozos direccionales-inclinados dirigidos hacia la chimenea o ductos por donde fluyen los gases volcánicos. En este contexto, los Proyectos Volcánicos Popocatépetl y Fuego de Colima -ubicados en México- instaurarían los criterios, lineamientos y normas para aprovechar los 130 volcanes superficiales activos y calderas volcánicas sumergidas.

Ante tan conveniente y real posibilidad de extraer y convertir la sui generis e interminable energía endógena volcánica en abundante electricidad, alimentos y fuentes de empleo de la mayoría de los volcanes activos y semi-activos del planeta, resulta inaplazable su aprovechamiento para fortalecer y ampliar la prosperidad del Hombre.

Volcanes No Tradicionales. Subterráneos o al Nivel del Terreno

Referencia. Complejo Volcánico Yellowstone

Resulta fundamental asegurar la plena viabilidad y versatilidad del Sistema Hidroenergético de Norteamérica (SHENA) frente a cualquier contingencia, desequilibrio y fenómeno físico-natural, a fin de que durante las diversas etapas de construcción y operación se alcancen óptimos índices técnicos, económicos, de participación y alta plusvalía de las inversiones. De modo que las condiciones prevalecientes en las regiones donde se ubicarían las obras civiles, equipos e instalaciones electromecánicas, así como la infraestructura básica asociada a tan colosal y recomendable proyecto -carreteras, ferrocarriles, aeropuertos, fabricación y montaje de las grandes tuberías, centrales eléctricas, plantas de cemento, campamentos…- queden protegidas contra toda actividad hidrogeológica -vulcanismo, sismos, inundaciones- para mantener un continuo y seguro funcionamiento.

De acuerdo a este horizonte de desarrollo y progreso compartido en Norteamérica, adquieren un sitio y atención especial las condiciones geodinámicas, hidrotermales, sismológicas, hidrometeorológicas, geotérmicas, geofísicas lo cual garantizará un correcto y productivo servicio del SHENA en las provincias y estados del oeste de Canadá y EE.UU. y en los estados del norte de México. Aún cuando en términos generales los conceptos y la planeación integral que sustenta a esta importante y necesaria Obra Pública Trinacional y lograr una operación competitiva, equitativa y eficiente, es conveniente redefinir la presencia de eventuales afectaciones por fenómenos naturales.

El Complejo Volcánico Yellowstone (CVY), conocido como Caldera o Super Volcán Yellowstone, se considera al infra-volcán más peligroso del planeta; que de incrementar su actividad, podría devastar parte del oeste de EE.UU. (área aproximada de 1 130 000 km² con subsecuentes efectos a nivel mundial)  Localizado en el extremo noroeste del Estado Wyoming, su principal manifestación geotérmica (Caldera-Chimenea Excelsior) se encuentra a una altitud de 2219 msnm con coordenadas geográficas: Latitud 44° 31.50’ Norte y Longitud 110² 50.29’ Oeste. Según opinión, estudios, análisis y deducciones científicas, la última erupción ocurrió hace 70 000 años y, fue tal su estallido, que se disgregó el cono volcánico para convertirse en una enorme caldera volcánica. Es decir:

1.    Esta particular zona geotérmica se transformó en un gigantesco yacimiento hidroenergético e hidrotermal de agua sulfurosa líquida y gaseosa, el cual dispone de permanente y abundante recarga acuífera (lluvia, nieve, granizo), además de varios lagos situados arriba de la planicie-caldera volcánica: (Yellowstone: 2300 msnm, Shoshone: 2378 msnm…), hecho que lo distingue como un productivo y valioso yacimiento hidro-geotérmico.

2.    Al ubicarse en la vertiente oriental de las Montañas Rocallosas, a 1050 km al oeste del Océano Pacífico y 888 km al oeste-noroeste del Volcán Rainier, en apariencia no tiene relación alguna con el Anillo de Fuego del Pacífico. y su interminable efervescencia endógena -geiseres, manantiales, pozos artesianos, vapores de agua mezclados con dióxido de azufre, potasio, magnesio…- se libera por diversas fisuras, fracturas y respiraderos.

3.   Entonces, el CVY es un valle inmerso y circundado por grandes montañas, con alta densidad de fauna, flora y sin cono volcánico exterior. Al ser lo equivalente a un volcán subterráneo con sus chimeneas, geiseres y domos al nivel del terreno, aunado a su gran e inacabable potencial energético lo transfiguran como un infra-volcán. De acuerdo a las investigaciones geológicas, el cráter-caldera ocupa una extensión de alrededor de 1300 km², característica que lo señala como la caldera volcánica de mayores dimensiones visibles de la Tierra.

4.    De ahí que, la actividad, efervescencia y recirculación del magma en el CVY, es posible que se origine por la combinación y presencia de la cavitación e implosión en su interior y explosión en el exterior. Tan específica interrelación implosión-explosión se produce por las elevadas temperaturas en la Astenosfera-Manto Superior, donde parte del magma incandescente por las bajas presiones se gasifica, produciéndose burbujas de este material de potente energía calorífica; que al interactuar y mezclarse con la roca líquida y el agua que se filtra del subsuelo, lagos y mar, surgen por cráteres, cavidades y fisuras géiseres y estanques de aguas termales.

5.    Significa, la masa de magma al ascender y descender por las variaciones del binomio presión-temperatura, lo cual induce la cavitación e implosión de esferas de lava, situación que impide el derrame de roca fundida en la superficie y, por consiguiente, el magma permanece en las profundidades. Por la interdependencia de estos fenómeno se infiere que el Infra-Volcán Yellowstone no tendrá nuevas erupciones, pues al ascender la roca fluida saturada de minerales, las burbujas de magma y de agua explotan en la superficie por el brusco cambio del binomio temperatura-presión, exhalándose mediante géiseres columnas de agua líquida y gaseosa combinada con azufre, sodio, magnesio, calcio, potasio, magnesio, fierro… y originándose sismos locales.

6.    Tan espectacular coordinación de los fenómenos termodinámicos de implosión y explosión, regidos y ocasionados por las altas temperaturas y presiones negativas del Manto Superior, evitan que el denominado Súper Volcán Yellowstone explote y sólo se exteriorice con impresionantes emanaciones de candente agua líquida y gaseosa, manantiales, acuíferos someros y lagos arriba del valle volcánico… Sin duda este vapor de agua mineralizado, simboliza una valiosa e inacabable fuente energética para generar limpia electricidad y producir abundante alimentos en invernaderos hidropónicos, sin riesgo de erupción y/o emanación de lava.

7.    De tal manera que la extraordinaria actividad del CVY se efectúa en un ciclo hidrogeológico continuo, cerrado e inalterable, sin expulsión o pérdida de material incandescente ni asociar un peligro ante una repentina explosión, ya que las diversas grietas en la litósfera por donde fluye el vapor de agua sulfurosa y emana el excesivo calor endógeno, impiden que el binomio presión-temperatura se desequilibre e incremente sus oscilaciones. Este extraordinario hecho hidrotermal y geodinámica se traduce en reciprocidad y equilibrio termodinámico (energía cinética interna y externa) y en una tendencia continua hacia la perfección del CVY.

De visualizarse el funcionamiento del Infra-Volcán Yellowstone conforme a este planteamiento y entenderse la coordinación, precisiones, variaciones y controles de los binomios presión-temperatura e implosión-explosión, fenómenos que regulan las interdependencias termodinámicas (geotérmica y sísmica) de tan especial y esencial yacimiento volcánico, permiten afirmar que el sui generis CVY no estallará ni devastará la región oeste de EE.UU. En contraposición su vasto potencial hidroenergético, además de facilitar a aumentar la capacidad de generación eléctrica, ofrecer atractivas ventajas para producir alimentos en invernaderos hidropónicos y crear infinidad de empleos, garantizará la plena factibilidad y confiabilidad de las obras de infraestructura que integran el SHENA.

Así, el extenso SHENA en su trayecto por los Estados de Idaho (Cuenca de los Ríos Columbia-Snake), Montana y Wyoming (Ríos Missouri-Madison-Yellowstone, pertenecientes a la Cuenca del Río Mississippi), que en forma general se ubican en el centro de gravedad de este importante, necesario y conveniente Obra de Infraestructura Trinacional, quedaría asegurada su continua y competitiva operación contra cualquier eventualidad, manifestación y actividad volcánica-telúrica. Por la ubicación y confinamiento del CVY en los límites de la Astenósfera y la Litósfera (las capas frias de la corteza superior -CrioEnergía- contribuyen a moderar las altas temperaturas y las sub-presiones del magma) aunado a que las fisuras por donde emana los vapores y el calor endógeno,  constatan que el Infra-Volcán-Caldera Yellowstone No representa riesgo alguno para los habitantes regionales y el SHENA.

Ante esta perspectiva de seguridad físico-natural, el otrora colosal Volcán Yellowstone, que como consecuencia de su última erupción se desintegró y desapareció de la superficie terrestre, suceso que lo convirtió en una caldera volcánica de grandes dimensiones (perímetro 130 km-80 millas) rodeado de bosques, fauna y hundido en las entrañas de las Montañas Rocallosas, con estructuras y estratigrafías geológicas de rocas ígneas graníticas y formaciones de rocas metamórficas, sedimentarias, evidenciándose su imperecedera existencia en sorprendentes géiseres, depósitos y lagos hidrotermales de aguas sulfurosas, manantiales, acuíferos subyacentes, hacen de este complejo volcánico subterráneo, algo único para visualizarse como un sui generis prodigio natural y, al SHENA, como una de las obras de infraestructura de máxima trascendencia para el progreso y bienestar de Norteamérica.

 … El Espectacular CVY esculpido por la Naturaleza. El Extenso SHENA construido por el Hombre.           

México, D.F. Julio de 2017

manuel.frias@mexicotm.com


Acerca

Categorias